CUENCA.- Nuevo ataque a la sede de un partido político, que podría estar también relacionado con la proyectada exhumación de los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos. En este caso la formación afectada ha sido Podemos, que ha visto cómo en la fachada de su sede conquense, situada en el número 3 de la calle Antonio Maura, se realizaban diversas pintadas. En ellas se podían leer ”Francisco Franco ¡Presente!” y ”Rojos perdedores”. 

Un ataque fascista que desde Podemos Cuenca denunciaban a través de las redes sociales, acompañando de una imagen de las pintadas aparecidas en la fachada de su sede. 

Publicidad

Aseguran que este ataque no solo no les asusta, y subrayan que seguirán trabajando ”por hacer cumplir la ley de Memoria Histórica” tanto en la capital conquense como en la provincia. 

Desde la formación morada considera que ataques como estos son “totalmente intolerables” en un país demócrata, al ser algo que “choca profundamente con la convivencia vecinal”. Explican en un comunicado que el proyecto social de Podemos se basa “en la tolerancia, el respeto y el pluralismo político”, principios básicos de la democracia –subrayan- y “profundamente opuestos a la confrontación que los responsables de este ataque buscan”.  

Tras la denuncia pública de lo sucedido, han sido numerosas las manifestaciones de repulsa contra lo sucedido y de apoyo a los miembros de Podemos Cuenca. Entre ellas destaca la del secretario general de Podemos Castilla-La Mancha y vicepresidente segundo del Gobierno regional, José García Molina, quien a través de Facebook ha calificado lo sucedido como algo ”vergonzoso”. Considera el líder de la formación morada en la región que ”una democracia madura no consiente actos como estos”, pero ”tampoco se amilana ante ellos”. Así, y ante actitudes como ésta, considera García Molina que hay ”más motivos que nunca para seguir, crecer y cambiar esa sombra de pasado por un nuevo futuro”. 

Pero esta no es la primera ocasión en que la sede conquense de Podemos sufre un ataque vandálico. Hace unos meses, concretamente el pasado diciembre, cuando unos vándalos realizaban una pintada de grandes dimensiones en uno de los ventanales del inmueble. “Traidores de la clase obrera” era el mensaje que entonces dejaban en su fachada, acompañados de una hoz y un martillo. 

Desde la formación denuncian este nuevo ataque no ya por su envergadura, “sino por su connotación fascista”. Consideran desde Podemos Cuenca que “va más allá de un acto vandálico pudiendo ser constitutivo de un delito de incitación al odio”, contemplado en el artículo 510 del Código Penal, por lo que no descartan poner el asunto “en manos de la Justicia”. 

En su comunicado desde Podemos Cuenca subrayan que quienes integran la formación siempre se han manifestado “en contra del fascismo, luchando contra la exaltación de cualquier símbolo fascistas que siga en nuestras calles, en cumplimiento de la ley de Memoria Histórica”. Algo necesario, continúan, ya que “por desgracia aún hoy existe callejero y simbología franquista en toda la provincia”.