ALBACETE.- La Guardia Civil de Tráfico de Albacete investiga a joven un conductor que abandonó el asiento de su vehículo para ponerse a bailar encima de su coche en marcha mientras pasaba por un túnel de Hellín, considerado como un tramo de alta peligrosidad.

La intención del susodicho fue grabarse realizando la 'azaña' para difundirlo posteriormente en los perfiles de sus redes sociales.

Publicidad

Los hechos tuvieron lugar el 20 de diciembre del año pasado, alrededor de las doce de la mañana, en el interior del túnel que pasa por el pantano del Cenajo, dentro del término municipal de la ciudad albaceteña.

La colaboración ciudadana ha sido "fundamental" en este caso, ya que pusieron el vídeo, compartido por el conductor en su cuenta de Instagram, a disposición de los agentes de la Benemérita.

La acción cometida por el conductor detenido está tipificada en el artículo 380 del capítulo IV del Código Penal, que establece condenas desde los seis meses hasta los dos años de prisión para aquellos que, conduciendo un vehículo "con temeridad manifiesta" pudieran poner en peligro "la vida o integridad de las personas". Además de la pena de cárcel, se procedería a la retirada del permiso de conducir en un tiempo de uno a seis años.

La Guardia Civil ha apelado a la conciencia cívica de la población para que, en caso de encontrarse una situación que incumpla con las normas de seguridad vial, puedan informar al Cuerpo a través de los medios pertinentes.