Un incendio en industrias de Seseña lleva al cierre de colegios y a decretar el plan de emergencia de la ciudad

El fuego ha provocado una enorme nube de humo que se ha podido divisar a varios kilómetros de distancia. La Guardia Civil ha iniciado una investigación para determinar las causas.

TOLEDO.- Cinco años después, las llamas vuelven a marcar la vida de los habitantes de Seseña. El municipio toledano se ha visto afectado por otro gran incendio que, aunque haya producido imágenes igual de impactantes, es diferente al anterior, donde se quemó un cementerio de neumáticos ilegal.

Esta vez, el fuego ha aflorado en cuatro naves del complejo logístico de DHL, situado en el kilómetro 34 de la A-4, en sentido Andalucía, en la zona denominada como "Seseña Nuevo". A las 17:54, según los datos del 112 de Castilla-La Mancha, se decretaba el incendio en el espacio, en proceso de demolición tras haber colapsado en enero por el temporal Filomena. Se desconoce hasta el momento el origen del fuego.

Publicidad

Las llamas se extendieron rápidamente por las naves, provocando una gran masa de humo que se pudo divisar desde varios kilómetros. Al lugar se han tenido que trasladar cuatro vehículos de Toledo, Orgaz e Illescas; así como seis más procedentes de la Comunidad de Madrid. También se han desplazados agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local de Seseña, además de una ambulancia con soporte vital básico y voluntarios de Protección Civil.

A las pocas horas, y debido a la extensión de la nube de humo provocada por la quema, la alcadesa de Seseña, Silvia Fernández, se veía obligada a decretar el Plan de Emegencia Municipal, en fase de alerta, recomendando a los vecinos a que permanezcan con las puertas y ventanas de sus domicilios cerradas, manteniéndose en todo momento en el interior hasta la extinción del incendio. Desde el Ayuntamiento toledano también se pide a los trabajadores que cesen toda actividad desarrollada al aire libre y se mantengan confinados en espacios seguros.

Al lugar de los hechos también se trasladó a lo largo de la tarde el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, para conocer de primera mano los trabajos que se están desarrollando por los servicios de emergencias. En una entrevista a la televisión autonómica, el socialista ha afirmado que existen motivos suficientes "para tener una tranquilidad relativa".

El presidente ha señalado que "hay una estrategia muy definida para acometer el fuego", aunque ha avisado de que "hay que tener prudencia y no bajar la guardia" ante posibles cambios en la evolución del incendio.  En la misma entrevista, Page ha defendido que este incendio es "muy distinto" al ocurrido hace un lustro en la misma localidad.

Esta mañana, el Gobierno regional ha decidido cerrar las puertas de tres centros educativos de Seseña. Los alumnos del C.A.I. "Burbujas", del CEIP "Fernando de Rojas" y del Instituto "Las Salinas" están asistiendo a sus clases a través de medios telemáticos. La consejera de Educación de Castilla-la Mancha, Rosa Ana Rodríguez, ha dicho que el cierre de los centros escolares no se extenderá más allá de este miércoles, habiéndose interrumpido la actividad presencial de forma cautelar.

Asimismo, el director del IES "Las Salinas", Juan José Martínez, ha explicado que ayer a las siete de la tarde se puso en contacto con el Consistorio municipal para conocer si el incendio afectaría al desarrollo de la actividad lectiva y ha apuntado que a primera hora de la noche, la Delegación de Educación le comunicó la decisión de que su instituto permanecería cerrado de manera preventiva. El director ha informado de que la "mayoría de los alumnos" están siguiendo las clases online.

Por otro lado, los Bomberos del Consorcio de Toledo y de la Comunidad de Madrid continúan trabajando en las labores de extinción del incendio, que ya se encuentra perimetrado. El oficial de bomberos de la Comunidad de Madrid, Rafael Reyes, ha informado de que esperan acceder a lo largo del día al interior de los edificios, con ayuda de la maquinaria especializada.

Por su parte, Miguel Ángel Laguna, oficial al mando del operativo toledano, ha explicado que el incendio de Seseña se ha dado por controlado al no detectarse la posibilidad de que este se propague por otras propiedades, aunque sigue sin dar un plazo concreto para confirmar la extinción definitiva del fuego.

El oficial asegura que todavía "hay muchos focos no visibles", ya que la superficie de las naves colapsaron encima del incendio. Laguna ha informado de que los bomberos están "guardando las distancias" por el peligro presente "a nivel estructural" para no verse afectados por el humo.

Ese humo es el que podría llevar al posible cierre de la circulación en la A-4, posibilidad que sugirió ayer el presidente castellanomanchego y que por el momento no ha sido necesaria. Sobre esto, Laguna ha confirmado que el principal peligro por ahora está en "el comportamiento" del viento. La Guardia Civil tiene preparados cortes de tráfico y desvíos alternativos por si se acaba dando el supuesto.

Desde el instituto armado han iniciado una investigación para determinar las causas del incendio, que ha arrasado unos 53.000 metros cuadrados de naves y ha originado numerosas pérdidas materiales. Sin embargo, por ahora, no se ha tenido que lamentar ningún daño personal.