El consejero de Fomento, Nacho Hernando, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno abierto a representantes del sector del taxi de Castilla-La Mancha que ha presidido el jefe del Ejecutivo autonómico, Emiliano García-Page. Foto: A. Pérez

TOLEDO.- El Gobierno de Castilla-La Mancha planteará "de aquí a 2023" una regulación "en serio" de las VTC, con la que acabar con el "limbo" en el que se encuentran.

Así lo ha señalado el consejero de Fomento, Nacho Hernando, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno Abierto celebrado hoy en Toledo, en el que han participado los representantes del sector del taxi regional.

Y es que según Hernando se trata de una cuestión "más moral que política", puesto que de lo que se trata es de que se pueda competir "en igualdad de condiciones" y las VTC dejen de estar en un "limbo" normativo también en Castilla-La Mancha.

Se trata de uno de los retos de futuro a abordar en materia de transporte en la región, después de que en los últimos cuatro años el número de licencias VTC en Castilla-La Mancha se haya multiplicado por seis.

Publicidad

Así, según los datos recogidos por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana en su Observatorio de Transporte de Viajeros por Carretera publicado el pasado mes de enero, mientras al comenzar el año 2017 eran 41 las autorizaciones para vehículos de alquiler con conductor existentes en Castilla-La Mancha, en enero de 2021 se han llegado a alcanzar las 243, de las cuales 28 se concedieron el pasado año.

Un aumento del número de licencias VTC que tenía su máximo crecimiento entre los años 2019 y 2020, cuando en apenas en doce meses se concedían un total de 158 autorizaciones en Castilla-La Mancha, la mayor parte de ellas concedidas por sentencias judiciales al haber sido solicitadas durante el periodo de liberalización avalado por la ley Ómnibus (vigente entre finales de 2009 y 2015).

Durante este tiempo, sin embargo, la evolución en el sector del taxi ha sido inversa, condicionada en parte por las restricciones legales que tiene. Así, según los datos publicados por el Ministerio, mientras que en enero de 2017 eran 1.174 las licencias de taxi existentes en la región, en enero de 2021 eran 1.144 las que había.

Una situación de desigualdad de condiciones frente a la que quiere actuar la comunidad autónoma, tal y como ya se ha hecho en otras regiones, con el objetivo de "no permitir privilegios".

Pero éste no es el único reto que desde el Gobierno regional se pretende afrontar respecto al sector del taxi, puesto que tal y como ha detallado Hernando, en el marco de los fondos Next Generation que van a llegar de Europa, se ha planteado como objetivo ayudar al taxi a la digitalización del sector, la renovación 'verde' de la flota y a una mejora de la accesibilidad.