Desmantelada en Toledo una macroplantación de marihuana en tres viviendas okupadas y con la luz pinchada

La Guardia Civil ha incautado en la localidad de Otero un total de 2.434 plantas repartidas en varios cultivos, además de 22 kilos de cogollos listos para su distribución. Han sido detenidas siete personas.

TOLEDO.- Golpe a la distribución de drogas en la provincia de Toledo. El Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Guardia Civil ha detenido a siete personas tras desmantelar una macroplantación de marihuana ubicada en el interior de tres viviendas okupadas de la localidad de Otero.

Se trataban de varios cultivos indoor de cannabis sativa, con casi 2.500 plantas en avanzado estado de floración, cuyo proceso de conservación y aceleración de la plantación se podía realizar debido a que los implicados habían pinchado la corriente eléctrica.

Cultivo indoor con cientos de plantas de cannabis desmantelado en la operación Otero-Green. Foto: Guardia Civil de Toledo

La Operación Otero-Green se inició a raíz de las informaciones sobre varias plantaciones de marihuana localizadas en el municipio toledano. La investigación pudo determinar que eran tres cultivos escondidos en tres viviendas unifamiliares situadas en la misma calle.

Tras la solicitud a la autoridad judicial, se realizaron de forma simultánea las entradas y registros de las viviendas por los agentes del EDOA junto con el apoyo de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia (USECIC) de Toledo.

Publicidad

Entre los tres registros, se han conseguido incautar un total de 2.434 plantas de marihuana en avanzado estado de floración, 22 kilogramos de cogollos en proceso de secado y listos para su distribución y tráfico, además de todo el material para llevar a cabo el proceso de aceleración de la plantación como ventiladores, lámparas, equipos de aire acondicionado, humidificadores y balastros.

Cogollos incautados en una de las viviendas okupadas de Otero. Foto: Guardia Civil de Otero

Por esta Operación se ha detenido a cinco hombres y dos mujeres, con edades comprendidas entre los 21 y 36 años y de nacionalidades españolas y colombianas. Se les acusa de delitos contra la salud pública de cultivo o elaboración de estupefacciones, defraudación de fluido eléctrico y usurpación de bien inmueble.

Todos ellos, junto con las diligencias y el material incautado, fueron puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Guardia de Torrijos.