Cruz gótica hallada en la parroquia de San Benito, en la pedanía de Ribarredonda. Foto: Ayto. Riba de Saelices

GUADALAJARA.- Una cruz procesional gótica, única en la provincia de Guadalajara y que fue hallada en Ribarredonda, ha sido restaurada y replicada mediante el uso de nuevas tecnologías como la impresión en 3D.

En 2018, en la iglesia parroquial de San Benito, apareció una cruz metálica oxidada en el sotocoro, según ha informado el Ayuntamiento de Riba de Saelices, municipio en el que se integra la pedanía de Ribarredonda.

Publicidad

Esta pieza, que llamó la atención de algunos vecinos, fue contemplada casualmente en noviembre de dicho año por José Arturo Salgado Pantoja, profesor del Departamento de Historia del Arte de la Universidad de Castilla La Mancha, que en ese momento se encontraba inmerso en un proyecto de catalogación del patrimonio medieval en la provincia.

Tras contactar con Gonzalo García Vegas, arqueólogo e historiador oriundo de dicha localidad, ambos emprendieron un proceso de revalorización que ha podido concretarse gracias a la cooperación de la Diócesis de Sigüenza-Guadalajara y del Consistorio de Riba de Saelices.

Esta cruz procesional, hecha en bronce sobredorado, es de tipo latino y posee unas dimensiones de 50 por 40 centímetros, y a pesar de que ha perdido los relieves fundidos y demás apliques que la decoraban, mantiene unas bellas labores grabadas sobre sus dos caras.

El anverso muestra la impronta dejada tras el arranque de un Cristo crucificado gótico, un detalle en forma de nebulosa, una flor de lis sobre el crucero y diversos elementos vegetales realizados con buril.

El reverso, por su parte, alberga detalles foliáceos, si bien lo más destacado en él son las extraordinarias imágenes del Tetramorfo que ocupan los extremos florenzados

La excepcionalidad de la pieza hizo que el delegado de Patrimonio Artístico y director del Museo Diocesano, Miguel Ángel Ortega, encomendara las pertinentes labores de limpieza al equipo R Restauración de Bienes Culturales, S. L.

Una vez concluidas, Salgado y García Vegas llevaron a cabo un profundo estudio estilístico, formal, iconográfico y comparativo de la cruz procesional que verá la luz, este mismo año, en el número 20 de la revista científica De Arte, editada por el Departamento de Patrimonio Artístico y Documental de la Universidad de León.

Gracias a este trabajo, se ha podido corroborar la excepcionalidad de esta pieza en todo el ámbito provincial y diocesano, al ser la única en su especie de filiación burgalesa y fechable en la segunda mitad del siglo XIV.

La pieza ha quedado depositada en el Museo Diocesano de Arte Antiguo de Sigüenza y, con el fin de que los pobladores de esta localidad puedan admirar "su preciado tesoro", esta institución ha sufragado la realización de una réplica de la cruz que será instalada en el templo parroquial.