Vuelven a abrir las discotecas, pero se podrá bailar solo al aire libre.

TOLEDO.- La hostelería castellanomanchega ya puede cerrar a las dos de la mañana; las discotecas y bares de ocio nocturno pueden abrir al 75 por ciento en interior, bajar el cierre como máximo a las tres, y se podrá bailar en los espacios al aire libre; hoteles y alojamientos turísticos pueden ya disponer al cien por cien de su capacidad; serán considerados eventos multitudinarios aquellos en los que participen 1.000 personas, y en las celebraciones religiosas podrán actuar los coros.

Son algunas de las nuevas medidas planteadas por el Gobierno regional con las que desde este jueves se flexibilizan las restricciones para hacer frente a la covid-19. Medidas que recoge el decreto publicado hoy en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM), por el cual se modifica el aprobado a la finalización del estado de alarma, el pasado mes de mayo.

Publicidad

En este sentido, una de las modificaciones que se introducen en el apartado dedicado a las medidas de higiene y prevención, es lo que a partir de este momento se considera como eventos multitudinarios. De este modo, de considerar así a aquellos que superaban las cien personas al aire libre y cincuenta en espacios cerrados, pasan a tener ese carácter aquellas actividades o espectáculos no ordinarios que cuenten con más de 1.000 asistentes, impliquen la aglomeración de personas y se celebren en un espacio acotado.

Asimismo, vuelve a estar permitido consumir productos en supermercados o mercados cerrados.

Por otra parte, se modifica el horario máximo de cierre en los establecimientos de hostelería, que ganan una hora y podrán abrir hasta las dos de la mañana siempre y cuando la correspondiente licencia lo autorice.

Otra de las medidas que se relajan es la relativa a la actuación de coros en las celebraciones religiosas. Si hasta ahora no se permitía, desde este jueves estas agrupaciones ya podrán actuar, aunque en todo momento garantizando una distancia de seguridad de dos metros y llevar mascarilla de forma obligatoria.

Pero también se introduce una modificación para las ceremonias o celebraciones posteriores a las mismas, en lugares distintos a los establecimientos de hostelería, puesto que el nuevo decreto se amplía el aforo permitido en espacios al aire libro al cien por cien y en interior hasta el 75 por ciento.

En este sentido, en celebraciones como bodas, comuniones o eventos similares que se realicen en establecimientos hosteleros, sí estará permitido bailar cuando se desarrollen al aire libre y se observe la distancia de seguridad interpersonal.

En cuanto a los mercadillos, aunque se mantiene la limitación al 75 por ciento del número de puestos habituales, se reduce a 2 metros la distancia mínima que debe existir entre ellos.

DISCOTECAS ABIERTAS, BAILE SOLO AL ABIERTO

Un decreto en el que se introduce un nuevo artículo, el 23 bis, dedicado a las discotecas y el resto de establecimientos nocturnos. En él se establece que podrán prestar su actividad con un aforo del 75 por ciento en espacios interiores y del cien por cien al aire libre.

Asimismo se podrán utilizar las pistas de baile en el interior para instalar mesas, pero no para bailar. Algo que sí está permitido en los espacios al aire libre, respetando la distancia interpersonal y usando mascarilla.

No se permite consumir en la barra, y se establece un horario máximo de apertura hasta las 3 de la mañana, siempre que la correspondiente licencia lo autorice.

En cuanto a los hoteles y alojamientos turísticos, ya podrán disponer de la totalidad de su capacidad, aunque en las zonas comunes la ocupación no podrá superar todavía el 75 por ciento de su aforo.

También se introducen novedades para las visitas y actividades en los museos, en los que el número de visitantes en grupo pasa de un máximo de diez hasta los veinticinco, incluido el monitor o guía, mientras que en los cines y teatros, aunque se mantiene la colocación de los espectadores a tresbolillos -en filas paralelas de modo que las de cada fila correspondan al medio de los huecos de la fila inmediata- se permite ya la agrupación entre convivientes.

Se suprime la limitación de 75 participantes en congresos, encuentros, reuniones de negocios y conferencias, aunque todavía no se podrá superar un máximo del 75 por ciento del aforo.