Detienen en Toledo a un yihadista en contacto con Dáesh que alentaba a atentar y poseía decenas de manuales terroristas

Se había radicalizado rápidamente mediante el autoadoctrinamiento y consumo de material del Estado Islámico, y constituía una grave amenaza para la seguridad pública.

TOLEDO.- La localidad toledana de Santa Olalla ha sido escenario de la detención de un presunto yihadista, que había experimentado una rápida radicalización a través del autoconsumo de contenidos terroristas a través de internet y en cuyas redes sociales se difundía diverso material alentando a la comisión de atentados.

Un individuo que ha sido detenido por la Policía Nacional, al que se acusa de presuntos delitos de autoadoctrinamiento, autocapacitación y enaltecimiento terrorista. Detención que se ha producido en el marco de la operación conjunta desarrollada entre la Comisaría General de Información y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), con la colaboración de la Brigada Provincial de Información de Toledo; coordinada por la Fiscalía de la Audiencia Nacional y dirigida por el Juzgado Central de Instrucción número 5. 

Publicidad

Detención que es el fruto de la investigación que daba comienzo el pasado mes de noviembre, cuando los expertos en la lucha contra el terrorismo detectaban la actividad de un individuo alineado con los postulados de Dáesh (también conocido como ISIS o Estado Islámico), que a través de sus redes sociales difundía material radical y violento de corte yihadista, en el que se alentaba a cometer atentados terroristas.

Tras la oportuna investigación, los agentes comprobaron que entre los contactos de sus redes sociales se encontraban varios perfiles yihadistas situados en zona de conflicto. Además, según ha informado la Policía Nacional en nota de prensa, quedaba patente el avanzado estado de radicalización del detenido, que visualizaba de forma masiva gran cantidad de material violento y de enaltecimiento terrorista, el cual recopilaba –directamente- de repositorios de Dáesh.

Consciente de su actividad terrorista, tomaba estrictas medidas de seguridad para evitar que los servicios policiales lo detectasen. Para ello utilizaba aplicaciones antiespía, con el objetivo de encriptar sus conversaciones y mantener en el anonimato su identidad.

Tras meses de investigaciones, era la madrugada de este lunes cuando se ponía en marcha el correspondiente dispositivo policial practicando, además de la detención del sujeto, un registro domiciliario donde los agentes incautaron numeroso material informático.

Especialmente significativo para la investigación fue la localización de más de 60 manuales para la autocapacitación terrorista, tales como: de fabricación de explosivos, de elaboración de venenos, de tácticas de combate nocturnas y del francotirador, entre otros. Además, disponía de cientos de vídeos de contenido violento y radical, entre los que se encontraban numerosos discursos salafistas de alabanza a los mártires de la yihad.

Con su detención, se ha neutralizado una grave amenaza para la Seguridad Pública, según destaca la Policía Nacional.

En la mañana de este miércoles, el arrestado ha sido puesto a disposición del Juzgado Central de Instrucción número Cinco, cuyo titular ha decretado su ingreso en prisión