El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y el rector de la UCLM, Julian Garde, rubricando este viernes en Puertollano los dos convenios. Foto: J. Ramón Márquez

CIUDAD REAL.- Las tasas y matrículas universitarias seguirán congeladas durante cinco años en Castilla-La Mancha, donde además se habilitarán fondos específicos para que ningún estudiante tenga que abandonar su formación académica por casusa económicas.

Anuncio que ha realizado el jefe del Ejecutivo castellanomanchego, Emiliano García-Page, en la localidad ciudadrealeña de Puertollano, donde este viernes ha firmado junto al rector de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), Julián Garde, dos protocolos de colaboración con la en materia sanitaria y de investigación.

Publicidad

Un acto en el que García-Page ha avanzado la negociación de un "gran" contrato-programa con la Universidad regional, que ampliará su horizonte de cuatro a cinco años, con el objetivo de dotarlo de mayor estabilidad, e incorporará cuestiones "importantes" para el conjunto de la institución. Contrato-programa que fue objeto de importantes desencuentros y tensiones entre la Administración regional y el anterior gobierno de la UCLM, y que ahora se renegocia con nuevos parámetros y puntos de encuentro.

En este sentido, el presidente autonómico ha anunciado la congelación durante cinco años de las matrículas y tasas universitarias. Una congelación que se había planteado ya para el próximo curso 2021-2022, en el que sería el octavo año con los mismos precios públicos para el crédito de los estudios de grado, mientras que para los másteres se mantiene la disminución realizada en el curso 2016-2017, cuando disminuyeron hasta igualarlos a los de grado.

Al margen de esta medida que mantendrá igual los precios públicos para los próximos cinco años, García-Page también ha subrayado el compromiso del Gobierno regional y la Universidad regional para la habilitación de fondos especiales para que "ningún chico tenga que abandonar la Universidad por problemas económicos". "Es un compromiso de Julián y de Page", ha sentenciado.

Un planteamiento que se va a concretar en otro acuerdo, que fue petición expresa del rector en su toma de posesión -ha recordado García-Page-, con el objetivo de ayudar a continuar sus estudios a "cientos de chavales que van bien, pero no tienen para aguantar, ni siquiera con becas".

En este punto el presidente regional ha precisado que no será "un servicio gratuito ni barra libre", pero ha asegurado que en Castilla-La Mancha "el dinero no va a ser el problema para estudiar".

Algo que ha dicho le llena de orgullo por sus propias convicciones y que también dará la posibilidad de "atraer a gente de otras regiones que aquí se sienten cómodos", en un lugar en el que "hay viviendas para alquilar, residencias universitarias y campus amables", elementos que la sitúan en "posición de ventaja" para crecer.

Anuncios que ha realizado en el contexto de la firma de dos protocolos de colaboración entre ambas instituciones que permitirán afianzar la presencia de la UCLM en la Ciudad Minera en el ámbito sanitario y de la investigación.

APELLIDO UNIVERSITARIO

Convenios que por una parte recuperan la formación de estudiantes de Ciencias de la Salud en el Área Sanitaria de Puertollano, y que por otra 'cierran' la presencia de la UCLM en las futuras instalaciones de la Agencia Regional de Investigación, que se ubicarán en el Instituto de Sistemas Fotovoltaicos de Concentración (ISFOC).

"Puertollano empieza a tener apellido universitario", ha señalado García-Page, quien ha destacado que esta decisión conllevará la creación de puestos de trabajo y permitirá "coser muchos servicios públicos", al tiempo que "dar nivel a la propia ambición de la ciudad".

Pero además de esta mayor presencia de la Universidad regional en Puertollano, el presidente regional ha adelantado también la ubicación de centros similares a la Agencia de Investigación e Innovación de Castilla-La Mancha en Talavera de la Reina, Cuenca y Toledo.