Máquina retroexcavadora robada al Ministerio de Fomento. Foto: Guardia Civil de Toledo

TOLEDO.- Un vecino de la localidad toledana de Lominchar ha sido detenido por la Guardia Civil después de robar una retroexcavadora al Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana –anteriormente conocido como Fomento- al que le cambió la matrícula y le retiró las señales que pudieran revelar su origen.

El instituto armado también ha investigado a un menor de la misma población que, junto al implicado, habrían tratado de vender la maquinaria a otras personas que desconocían la procedencia ilícita de la maquinaria.

Publicidad

Los hechos se remontan al pasado mes de febrero, cuando agentes de la Benemérita tuvieron conocimiento de un intento de estafa en el municipio de Los Yébenes, cuando un hombre trataba de vender una máquina retroexcavadora a un posible comprador. Tras unas discrepancias entre ambos y percatarse de que un vecino del municipio estaba observando la escena, este dejó allí abandonada la maquinaria y salió huyendo del lugar.

El perjudicado de la estafa informó a la Guardia Civil de que habían contactado con él a través de una persona que se dedicaba a la compra y venta de este tipo de maquinaria de forma totalmente lícita y que después de que le mostraran imágenes de la maquinaria había quedado con el vendedor para cerrar el negocio, sin que finalmente llegaran a ningún acuerdo.

Publicidad

Los agentes comprobaron que esta maquinaria había sido sustraída ese mismo día de un centro de conservación de carreteras ubicado en esta misma localidad y que pertenece al antiguo Ministerio de Fomento, robo del que sus responsables tuvieron conocimiento a través de la Guardia Civil.

Se realizó una inspección ocular tanto de la maquinaria recuperada, a la cual le habían quitado la matrícula y cualquier logotipo o señal que indicara su procedencia ilícita, como del propio Centro de Conservación, donde comprobaron que los posibles autores habían accedido fracturando el cierre de acceso al recinto donde ésta estaba guardada y donde habían ocasionado daños en otra maquinaria.

Tras varios meses de investigación, los agentes identificaron y localizaron a este delincuente, un hombre de 34 años, así como a un menor de edad que habría realizado las labores de localización de posibles compradores.

El adulto fue detenido por los delitos de estafa en grado de tentativa, sustracción de vehículo y delito de daños por lo que fue puesto a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción correspondiente de Illescas. Las  diligencias instruidas al menor de edad por el delito de estafa fueron puestas en conocimiento de la Fiscalía de Menores de Toledo.