Page ve "inevitables" los cambios en Cuba y cree que su Gobierno debería pactarlos "antes de una segunda revolución"

El presidente de Castilla-La Mancha considera que las manifestaciones en la isla deberían ser "más habituales y masivas" y advierte de la necesidad de "cuidar" los intereses económicos y empresariales que España tiene allí.

TOLEDO.- El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, considera que "inevitablemente" se van a producir cambios en Cuba y por ello cree que el Gobierno comunista de Miguel Díaz-Canel "debería adelantarse a pactarlos" antes de que las históricas protestas en la isla "se conviertan en una segunda revolución".

Así lo ha señalado este miércoles en Talavera de la Reina (Toledo), donde ha firmado tres protocolos de colaboración con el rector de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), Julián Garde, y la alcaldesa talaverana, Agustina García Élez. Allí, durante el acto que ha tenido lugar en el Salón de Grados de la Facultad de Ciencias de la Salud, Page ha defendido las manifestaciones que en estos días se están produciendo en Cuba, señalando que "ojalá fueran más habituales y masivas".

Publicidad

Una situación sobre la que el presidente castellanomanchego ha augurado que se producirán cambios, los cuales considera que se deberían "adelantar" a negociar, de modo que no termine convirtiéndose en una nueva revolución como la que Fidel Castro iniciaba en 1953 para acabar derrocando al dictador Fungencia Batista.

En su opinión ese sería "el mejor futuro que puede tener una sociedad tan extraordinaria como la cubana", en la que "tenemos tantos intereses económicos y empresariales" -ha recordado-, los cuales "hay que cuidar con prudencia" para no exacerbar las cosas en un momento como el actual.