Imagen de archivo del mosaico del yacimiento romano de Noheda, en la provincia de Cuenca. PeriódicoCLM

CUENCA.- El yacimiento romano de Noheda, en el que se encuentra el mosaico figurativo más importante del Arco Mediterráneo, se quedará este lunes sin luz, después de que el Ayuntamiento de Villar de Domingo García -pequeña localidad conquense en cuyo término municipal se encuentra este enclave arqueológico- haya decidido dar de baja el suministro por no poder hacer frente al elevado coste que supone.

Una situación para la que se habría solicitado en reiteradas ocasiones y por diversas vías la implicación del Gobierno regional, la cual no se ha logrado. Una colaboración económica que aseguran ha sido "nula" y que supone una inasumible factura de 16.000 euros para las arcas municipales de esta localidad de poco más de doscientos habitantes.

Así se lo ha trasladado el alcalde de Villar de Domingo García, el 'popular' Francisco Javier Parrilla, a la consejera de Educación, Cultura y Deportes, la socialista Rosa Ana Rodríguez, en una carta que también ha compartido el Consistorio a través de sus redes sociales.

Una misiva en la que recuerda cómo a través de diversas vías, desde una reunión en la Delegación de la Junta en Cuenca a un escrito oficial dirigido al presidente regional, pasando por correos electrónicos, una reunión telemática o incluso de palabra a los responsables de Cultura, se ha puesto en conocimiento de la Administración regional esta situación.

Publicidad

Ayuda que se viene demandando desde la apertura al público de la zona visitable de la Villa Romana de Noheda en julio de 2019, bajo el formato de 'abierto por obras y sistema de cita previa a través de internet. Una apertura al público que conlleva una serie de gastos de electricidad y de seguridad que "mes a mes tiene que soportar" el Ayuntamiento, como consecuencia de ser el titular de los terrenos y de los edificios que protegen el yacimiento.

Sin embargo, y pese a los intentos que asegura haber realizado, aseguran que la respuesta a esta demanda por parte de la Consejería "ha sido nula", pese a que fue la Junta la que tomó la iniciativa de abrir el yacimiento, lo cual desde el Consistorio se interpreta como "un total y absoluto menosprecio" hacia la entidad que desde el primer momento viene velando por la salvaguardia, la difusión y el fomento de su investigación y desarrollo "más que ninguna otra", a pesar de la escasez de medios.

Para el Ayuntamiento que preside Parrilla "no es aceptable" la oferta que hace la empresa pública Tragsa de hacerse cargo de la electricidad "a partir de ahora", puesto que "además de haber sufrido" esa actitud por parte de la Administración regional, no puede seguir soportando los gastos que en 2 años suman casi 16.000 euros.

Por ello, informan a la Consejería de que el próximo lunes se solicitará la baja provisional del suministro de electricidad en el yacimiento a la compañía suministradora. Una baja que se pretende mantener hasta que sea atendida su petición de "abono de los gastos acumulados", cuyos justificantes se remitirán debidamente a la Junta. Algo, recuerda el alcalde, que ya se anunciaba en el escrito remitido el 13 de mayo, recogiendo lo acordado por el Pleno municipal celebrado el día 4 de ese mes.