Los tiradores Fátima Gálvez y Alberto Fernández con la primera medalla de oro de la delegación española en Tokio 2020. Foto: EFE

TOLEDO.- La primera medalla de oro de la delegación española en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 viene de la mano de un deportista afincado en Castilla-La Mancha. Los tiradores Fátima Gálvez y Alberto Fernández, oriundo de la localidad toledana de Belvís de la Jara y residente en Illescas, han logrado imponerse a San Marino en la final de la prueba de foso olímpico por equipos mixtos.

La granadina y el toledano se han impuesto a los sanmarinenses Alessandra Perilli y Gian Marco Berti por 41 aciertos a 40. Se trata del primer oro de España en Tokio 2020 y de la cuarta medalla, después de las platas de Adriana Cerezo en taekwondo y Maialen Chourraut en piragüismo eslalon y el bronce de David Valero en bicicleta de Montaña.

Tras colgarse la medalla, Fernández ha asegurado que "ha disfrutado cada plato que ha tirado" y que se ha tomado la competición "como un juego" como parte de su preparación mental, en una final en la que ha acertado 24 de los 25 platos.

"Para mí ha sido un juego esta competición, me lo he pasado muy bien, llevaba mucho tiempo preparándola mentalmente, físicamente, técnicamente, con Fátima lo he trabajado un montón y sobre todo este último año, después de la pandemia hemos trabajado un montón", ha comentado el deportista.

Publicidad

El tirador olímpico ha recibido una gran cantidad de mensajes de gratitud por su papel en Tokio, entre ellas la del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que ha dado la enhorabuena a Fernández y Gálvez afirmando que es "un orgullo para nosotros y un merecido reconocimiento a vuestro trabajo".

Quien también ha felicitado a Fernández ha sido el alcalde de Illescas, José Manuel Tofiño, indicando que la medalla de Fernández y Gálvez supone "un motivo de satisfacción y una alegría enorme como illescanos y como españoles". Asimismo, ha comentado que el trabajo, el esfuerzo y la dedicación "siempre obtiene recompensa".

La alegría por la medalla de Fernández se ha podido sentir además en Belvís de la Jara. Su alcalde, el socialista José Carlos Martínez, ha explicado que la familia de Fernández es muy conocida en el pueblo, donde tienen una casa a la que suelen volver por temporadas.

Como curiosidad, ha comentado que tanto el abuelo o el bisabuelo (no recuerda con exactitud) como su tío, Hermenegildo Fernández Castillo, fueron alcaldes de la localidad. Además, Martínez ha contado que su padre "es un gran tirador" y ha ido mucho de caza al pueblo, lo que puede haber influido en los éxitos del deportista olímpico.

Finalmente, ha dicho que "siempre es un orgullo que un paisano, un belviseño o un descendiente de belviseños, esté en un sitio tan alto".