En el marco de la operación 'Valtocado' la Guardia Civil sigue analizando si otros 91 vehículos pudieron ser también manipulados. | FOTO: GUARDIA CIVIL

TOLEDO.- La Guardia Civil investiga a los responsables de un establecimiento comercial de vehículos de segunda mano ubicado en la provincia de Toledo, que presuntamente habrían manipulado el kilometraje de más de 40 vehículos, obteniendo por ello un beneficio económico de 83.000 euros.

Se trata de dos hombres, de 29 y 41 años, de nacionalidad española y residentes en esta misma provincia, a los que se acusa de un presunto delito continuado de estafa y falsedad documental.

Una investigación que desarrolla la Guardia Civil en el marco de la operación 'Valtocado', en la que se ha constatado la manipulación del kilometraje de un total de 41 vehículos, a los que se rebajaron entre los 25.000 y 177.000 kilómetros, aumentando así los márgenes de ganancia al hacerlos más atractivos en el mercado de ocasión.

Ambos se enfrentan a penas de prisión de uno a seis años y multa de seis a doce meses por el delito de estafa, mientras que por el delito de falsedad documental podrían ser condenados a penas de prisión de tres meses a tres años y multa de seis a doce meses.

Según detallan desde la Guardia Civil, la investigación se iniciaba a finales de 2019 por parte del Grupo de Investigación y Análisis del Sector de Tráfico (GIAT) en La Rioja, después de haber detectado y verificado en un taller de Logroño la irregularidad en el cuentakilómetros que presentaba un turismo, cuyo titular tenía sospechas fundadas sobre su manipulación.

Los agentes constataron que el vehículo había sido adquirido por su actual propietario en un establecimiento de venta de turismo ubicado en la provincia de Toledo, lo que motivó un estudio exhaustivo y pormenorizado de toda su actividad comercial, por si hubiera puesto a la venta otros turismos con el kilometraje previamente manipulado.

De este modo se ponía en marcha una investigación que ha llevado a determinar que los responsables de este negocio adquirían los vehículos a través de diferentes comercializadoras de leasing y renting, principalmente turismos y furgonetas con poca antigüedad, en buen estado de conservación y a bajo precio, pero con un elevado número de kilómetros recorridos.

Seguidamente y antes de comercializarlos procedían a rebajarles los kilómetros, a razón del estado de conservación y mantenimiento de cada uno de los vehículos, con la finalidad de obtener un mayor beneficio económico en la venta a particulares.

Además de los cuarenta vehículos que ya se ha constatado que fueron manipulados, desde la Guardia Civil explican que se sigue analizando el historial de otros 91 vehículos que fueron vendidos por estas personas a ciudadanos de Alicante, Barcelona, Cádiz, Ciudad Real, Madrid y Toledo.

Los agentes están contactando con los nuevos propietarios para informarles de los hechos, y en caso positivo de manipulación de los kilometrajes tomarles declaración e informarles de sus derechos como perjudicados.

Las actuaciones han sido puestas a disposición de la autoridad judicial.