Katherine Hepburn (izquierda) y Vanessa Redgrave (derecha) en una escena de 'Las Troyanas'. Foto: Michael Cacoyannis Foundation

GUADALAJARA.- Una simbiosis perfecta entre los encantos de Hollywood, la tragedia griega y el esplendor de una villa medieval. La localidad guadalajareña de Atienza realiza este fin de semana un viaje en el tiempo para rememorar el rodaje de 'Las Troyanas', una producción cinematográfica internacional que se estrenó en la gran pantalla hace cincuenta años.

Para celebrar tal efeméride, el Ayuntamiento ofrecerá una programación especial este sábado donde se pondrá en valor la transcendencia de la película, así como los detalles de la grabación, con la cual grandes actrices como Katherine Hepburn e Irene Papas -que interpretan a las antagónicas Hécuba y Helena- se dieron cobijo en las calles, monumentos y parajes cercanos a esta población de 400 habitantes.

La jornada contará con dos conferencias con expertos en el género como el profesor e investigador Alejandro Valverde, el miembro de la Real Academia de Cine Rafael España y Tomás Gismera, autor de varios textos relacionados con la película.

También verá la luz el documental "Recordando Las Troyanas, 50 años de su rodaje en Atienza", que recoge los testimonios de cómo se vivió la realización de esta obra coral femenina desde el punto de vista de las mujeres de la época. Una iniciativa que ha sido financiada por el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha.

Publicidad

Los vecinos de municipio podrán visitar además dos exposiciones que incluyen momentos del rodaje gracias a la cesión de material audiovisual por parte de la Fundación Michael Cacoyannis, destinada a divulgar la obra del director greco-chipriota.

Como colofón, se proyectará el filme estrenado en 1971 en una pantalla gigante al aire libre, y está previsto que asistan actores que intervinieron en la película y la jefa de la Misión Adjunta de la Embajada de Chipre, Cristiana Tzika.

'Las Troyanas' no es la única cinta que ha contando con Atienza como localización de una grabación cinematográfica, si bien esta película y su aniversario trascienden al resto, por la importancia de la cinta y de los profesionales y actrices que participaron en ella.

La producción de Hollywood está basada en la tragedia homónima de Eurípides, y supone una crítica feroz a la crueldad ejercida por los vencedores tras las guerras.

Como dato curioso, solo aparece una canción en en todo el metraje, entonada por un coro de esclavas. La compuso el recientemente fallecido Mikis Theodorikis como protesta a la dictadura de los Coroneles en Grecia.