La reunión bilateral se ha celebrado este viernes en el Palacio de Fuensalida de Toledo, sede de la Presidencia de Castilla-La Mancha. | FOTO: JCCM

TOLEDO.- Acabar con el "efecto frontera" a nivel burocrático, compartir historiales médicos y la posibilidad de impulsar un plan específico en materia de turismo para Aranjuez, situándola en un eje junto a Toledo y Cuenca, son algunas de las cuestiones que han abordado este viernes los máximos representantes de Castilla-La Mancha y la Comunidad de Madrid, en el marco del encuentro bilateral que se ha celebrado en Toledo.

Un encuentro en el que junto a los presidentes autonómicos, Emiliano García-Page e Isabel Díaz Ayuso, han participado varios miembros de sus respectivos gabinetes, y en el que se han abordado cuestiones que "afectan a intereses compartidos" por los ciudadanos de ambos territorios.

Una colaboración entre las dos comunidades vecinas de la que ambos han destacado sus bondades, como se ha demostrado en el funcionamiento que ha tenido este verano el convenio de extinción de incendios y emergencias; pero en la que también se pretende seguir incidiendo, manteniendo o ampliando acuerdos ya existentes, como en materia de transporte, o planteando nuevas iniciativas.

Entre estas últimas se encuentra la propuesta realizada por el jefe del Ejecutivo castellanomanchego, Emiliano García-Page, relativa a la puesta en marcha de una especie de ventanilla única que facilite la tramitación burocrática y evite el "efecto frontera".

Publicidad

A este respecto, García-Page ha señalado que "las autonomías no están para levantar barreras que rompan el país", sino para facilitar la vida de la gente. Por ello considera que ante proyectos de envergadura, que generan puestos de trabajo, "no puede haber diferencias burocráticas" por estar "a 20 metros en Madrid, Guadalajara o la provincia de Toledo".

Por ello, la propuesta castellanomanchega para por establecer "una corriente de coordinación" entre ambas regiones, para que aquellos proyectos que estén a caballo entre ambas comunidades "no se malogren", que no exista un efecto frontera sino "de beneficio compartido".

Otra de las líneas en las que se trabaja de forma conjunta y en la que se espera avanzar "relativamente rápido" es la de un convenio que permita compartir historiales médicos, en la línea de lo que ya está en funcionamiento con Canarias.
García-Page considera que es algo que en España "no tiene que pasar mucho" para que esté funcionando en todo el territorio, aunque hasta ahora lo haya impedido el desarrollo que "de forma absurda" se ha hecho, cada comunidad con plataformas y sistemas distintos.

Algo que se va a "arreglar", con la coordinación del Ministerio de Sanidad, sirviéndose para ello de los fondos europeos. Algo "bueno", porque no hay que olvidar que se trata del sistema nacional de salud, "aunque gestionemos las comunidades autónomas".

Respecto a la propuesta planteada por la Comunidad de Madrid para que en materia turística Toledo y Cuenca puedan contribuir a establecer un eje con Aranjuez para atraer visitantes, García-Page se ha mostrado dispuesto a trabajar en ello, contando también con el compartido Tajo para ello.

En materia de transportes, "una línea consolidada desde hace tiempo", García-Page ha explicado que el acuerdo se renovará a lo largo de este año, mientras que en carreteras, se colaborará para "coordinar actuaciones" que afectan a ambas regiones.