A prisión un 'paterista' que traía migrantes sin salvavidas, entre bidones de gasolina y cobrando 1.500 euros a cada uno

El piloto de la embarcación ha sido detenido en Hellín (Albacete) por su implicación en una red criminal vinculada al tráfico de migrantes entre Marruecos y Canarias.

ALBACETE.- Agentes de la Policía Nacional ha detenido en la localidad albaceteña de Hellín al piloto de una patera por su presunta  implicación en una red de tráfico de migrantes desde Marruecos hasta las Islas Canarias. Posteriormente, el juez ha decretado su ingreso en prisión.

El Cuerpo Nacional de Policía ha detallado que el entramado criminal disponía de diversas ramificaciones en España, Italia y el país africano –donde estaba afincado el paterista- para realizar los traslados de los inmigrantes.

Publicidad

Personas que pagaban unos 1.500 euros al líder de la organización con el fin de ocupar una de las plazas en las embarcaciones, que partían desde Villa Cisneros (Dajla) a su destino en las Islas Canarias. El pago incluía el traslado a la península vía aérea a Sevilla.

La travesía por tierra, mar y aire era grabada por los migrantes, que las publicaban en las redes sociales. Estas imágenes eran luego utilizadas por la organización criminal para promocionar sus actividades.

Los viajes se realizaban sin las medidas mínimas de seguridad, como chalecos salvavidas, ni siquiera se les facilitaba ningún alimento. Además, en las embarcaciones también se portaban bidones de gasolina que, en contacto con el agua de mar, podían provocar quemaduras graves en los ocupantes.

La Policía estima que la banda criminal obtenía unos beneficios de 30.000 euros por cada patera. Esta actividad suponía tal ganancia para los delincuentes que no dudaban en aprovechar la situación de vulnerabilidad de los migrantes para exponerlos a situaciones de riesgo.

El operativo culminó con la detención del principal responsable y su ingreso en prisión por orden judicial, por un presunto delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros. Igualmente, los agentes han informado de la intervención de dos terminales de teléfono.