La Policía Nacional viene investigando distintos incidentes entre ambas familias desde hace una década.

CIUDAD REAL.- Agentes de la Policía Nacional han detenido a cuatro personas en Puertollano (Ciudad Real) implicadas en un enfrentamiento entre familias, a los que se les imputan los delitos de homicidio doloso con arma de fuego, tenencia ilícita de armas, desórdenes públicos y quebrantamiento de condena.

Los incidentes ocurrieron en la madrugada del 4 de septiembre, cuando tres miembros de una familia acudieron a una vivienda de la otra familia con la que se encuentran enfrentados desde hace diez años y efectuaron varios disparos en la puerta y ventana del domicilio donde residía la expareja sentimental de uno de los atacantes, ha informado este martes la Policía Nacional en un comunicado de prensa.

Publicidad

Tras ese incidente, la policía activó el protocolo habitual en los casos de protección a víctimas de Violencia de Género y se adoptaron las medidas necesarias.

En la madrugada del 5 de septiembre, tres varones de la familia atacada la noche anterior, se desplazaron a la vivienda en la que residían los que había disparado a su casa y a su vez efectuaron varios disparos sobre la fachada.

Agentes de la Policía Nacional de Puertollano detuvieron poco después, a uno de los implicados en estos hechos, quien profirió amenazas y llevaba un arma blanca.

Tras la investigación realizada por agentes de la Comisaría Provincial de Ciudad Real y de la Comisaría Local de Puertollano, el 9 de septiembre se detuvo a los otros dos implicados en los disparos de la madrugada del día 5.

Finalmente, el grupo Especial de Operaciones (GEO), se desplazó a Puertollano donde procedieron a la detención de uno de los implicados en los disparos del día 4 como presunto autor de homicidio en grado de tentativa, tenencia ilícita de armas, quebrantamiento de condena y desórdenes públicos.

Continúa la investigación para la búsqueda y localización de otro de los implicados en estos hechos que continúa en paradero desconocido.

La Policía Nacional viene investigando los incidentes de estas dos familias desde hace una década.

Así, en junio de 2011 tuvo lugar una pelea en la que participaron dos jóvenes, ambos miembros de cada una de las familias enfrentadas.

Uno de los implicados fue apuñalado gravemente en el pecho y su atacante resultó finalmente detenido por la Policía Nacional.

Diez años después y a consecuencia de aquellos hechos, en la madrugada del 22 de junio de 2021, cuando las familias enfrentadas circulaban con sus respectivos vehículos, un varón fue golpeado y apuñalado con arma blanca en el abdomen y en la muñeca.

Tras ese suceso, los enfrentamientos entre las dos familias se han acentuado, hasta los últimos hechos ocurridos en este mes de septiembre.