Sorprendidos en Sonseca con 12.000 plantas de marihuana modificadas genéticamente para hacerlas pasar por cáñamo industrial

La Guardia Civil ha detenido a seis personas por pertenencia a organización criminal y un delito contra la salud pública.

TOLEDO.- La Guardia Civil ha detenido a seis personas como presuntas autoras de un delito contra la salud pública por cultivo o elaboración de sustancias estupefacientes y otro de pertenencia a organización criminal tras incautarles 12.000 plantas de marihuana en una finca de Sonseca.

Los implicados son cinco hombres y una mujer con edades comprendidas entre los 31 y los 39 años, y se les ha detenido tras la inspección de una finca supuestamente dedicada al cultivo de cáñamo industrial.

Publicidad

El Equipo contra la Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Guardia Civil de Toledo, dentro de su trabajo para dar una respuesta policial al tráfico y consumo de drogas en la provincia, realizó el pasado 17 de septiembre una inspección en la plantación con el fin de comprobar su situación legal para evitar el tráfico y elaboración de estupefacientes.

En esta inspección, los agentes tomaron una muestra de las plantas para su análisis por el Área de Sanidad de Toledo para comprobar el índice máximo legal del componente psicoactivo de la marihuana, el tetrahidrocannabinol, más conocido como THC.

El resultado arrojó que estas plantas eran en realidad cannabis sativa, con una tasa elevada de 0,56 por ciento de THC y superior al máximo permitido, las cuales habían sido modificadas genéticamente para asimilarlas al cáñamo industrial y tener una apariencia legal.

El día 21 de septiembre los guardias civiles regresaron para realizar una segunda inspección, momento en el que se encontraron a varias personas cortando y picando las distintas plantas con el fin de ocultar la producción al saber que la sustancia estaba siendo analizada e iban a ser descubiertos.

Todos estos indicios fueron suficientes para aprehender el total de 12.000 plantas de marihuana cannabis sativa y detener a las seis personas encargadas de su producción, sin antecedentes previos.