Desde 2016 la bandera arcoíris ha colgado de la fachada del Ayuntamiento coincidiendo con la semana del Orgullo, algo que previsiblemente no ocurrirá este año. -ARCHIVO

TOLEDO.- A solo tres días de la fecha prevista para que arranque la edición de este año del 'Toledo Entiende' y aún dando sus primeros pasos el nuevo gobierno municipal, fruto del pacto entre el Partido Popular y Vox, la incertidumbre se cierne sobre esta Semana Cultural del Orgullo y si podrá desarrollarse según lo previsto, a pesar de la entrada de la ultraderecha en el Consistorio toledano.

Una cuestión que el nuevo equipo encabezado por el popular Carlos Velázquez y que tiene también desde el sábado como vicealcaldesa a Inés Cañizares, de Vox, todavía no ha tenido tiempo de abordar aunque lo harán "en cuanto tengamos gobierno, lo abordaremos".

Una celebración que en este 2023 celebra su decimosexta edición en la capital castellanomanchega, pero que a los socios del nuevo gobierno municipal coge a contrapié, aún dando forma a la estructura que tendrá la Corporación y prácticamente sin tiempo para ajustar su posición respecto a esta celebración en la que, no solamente viene colaborando el Ayuntamiento desde hace años, sino en la que también ha tenido un papel destacado en la visibilización del colectivo LGTBI.

Por el momento, a la espera de que este mismo lunes cerrara el reparto de áreas y concejalías, y de que se den a conocer los términos concretos del acuerdo firmado entre el PP y Vox para este gobierno de coalición, atendiendo a lo pactado en otras ciudades de la región (se ha incluido en los pactos un punto relativo a la colocación de pancartas y banderas reivindicativas en los edificios públicos) y a los planteamientos previos de la formación ultra, todo apunta a que este año la bandera arcoíris no colgará en la balconada del Ayuntamiento de Toledo.

Un símbolo que no ha dejado de lucir en la fachada del Consistorio desde el año 2016, cuando por primera vez se colocó para mostrar el apoyo de la Corporación municipal a las personas LGTBI, así como a los colectivos que trabajan para lograr la igualdad de derechos y el reconocimiento de la diversidad en la sociedad.

Un gesto con el que durante estos años se ha dado el pistoletazo de salida a esta semana de actividades y que en esta ocasión está pendiente de las decisiones que se puedan tomar por parte del nuevo gobierno.

Una XVI Semana cultural del orgullo en Toledo que se celebra del 22 al 28 de junio y que tiene como acto central la manifestación convocada para el próximo sábado, 24 de junio, a las ocho de la tarde.

Forman parte también de la programación actividades culturales, como la presentación del libro 'Niño Santo' de Luis Maura, un mercadillo solidario de segunda mano, cuentacuentos, las 'Bolo Olimpiadas' -con carrera de tacones y lanzamiento de bolso, incluidos-, o la entrega del premio 'Javier Fernández' 2023, con el que este año se galardona a Tito Cañada, Ana Payo, Olga Ávalos y Carlos González Beltrán.

SIN CONCEJALÍA DE IGUALDAD

Y mientras llegan las decisiones sobre el papel que tendrá el Ayuntamiento en esta Semana Cultural del Orgullo, lo que sí tienen claro los nuevos socios de gobierno es que en Toledo -como ya se ha confirmado en otras ciudades de la región donde se ha materializado un pacto entre el PP y Vox para gobernar- tampoco hay Concejalía de Igualdad.

Explica Velázquez que ninguno de los dos partidos contemplaba esta concejalía "literalmente", aunque "eso no quiere decir que no se trabaje por la igualdad, sino más bien al contrario". Y es que según el nuevo alcalde de Toledo, su gobierno va a trabajar por la igualdad "quizás como nunca antes se haya trabajado en el Ayuntamiento de Toledo".

Un contexto en el que preguntado si también se trabajará por erradicar la violencia de género ha señalado que "por supuesto", ya que considera que "es algo en lo que estamos todos de acuerdo".

Está por ver qué dice la otra parte del equipo de gobierno al respecto -puesto que desde Vox se niega la existencia de este tipo de violencia-, aunque para Velázquez "la violencia de género es una lacra, todo tipo de violencia", ha matizado, antes de recordar que "los grandes consensos" en esta materia se han puesto en marcha con gobiernos del Partido Popular, como por ejemplo el Pacto Nacional contra la Violencia de Género, que "se consiguió con un gobierno del PP en La Moncloa" -ha insistido-, por lo que se ha mostrado dispuesto a "seguir trabajando en esa línea".

Sí hay en la nueva estructura municipal una Concejalía de Familia, puesto que ambos partidos la contemplaban en su propuesta electoral, ha precisado el regidor.

"NADIE PUEDE TENER MIEDO"

Y es que el nuevo alcalde de Toledo considera que "nadie que no sea malintencionado" puede tener miedo a los programas en los que se encuentra la base del acuerdo suscrito entre el PP y Vox para la capital regional, y que sin embargo aún no se ha hecho público en todos sus términos, pese a que Velázquez abogaba por la "transparencia" en su discurso de investidura este mismo sábado.

Un acuerdo basado en las 25 medidas del programa reducido de los populares y las 10 medidas planteadas por el partido de Santiago Abascal para Toledo. "Hemos pactado para tener un gobierno sólido, estable y duradero", ha insistido Velázquez, pero "sobre todo que sea bueno para Toledo y para los toledanos". Acuerdo que, asegura, "se conocerá".