Gutiérrez ha entregado el bastón de mando a la nueva presidenta de la Diputación de Toledo, Conchi Cedillo. - D. ESTEBAN

TOLEDO.- La alcaldesa del PP de Mocejón, Conchi Cedillo, ha sido elegida este jueves como nueva presidenta de la Diputación Provincial de Toledo, que el Partido Popular va a gobernar conjuntamente con Vox, tras el acuerdo alcanzado por ambas formaciones, pese a ser el PSOE el partido más votado.

Cedillo se convierte así en la primera mujer en presidir la institución provincial, después de haber sido elegida con los votos a favor de los 13 diputados del PP y del único diputado de Vox, Daniel Arias, frente a los 13 votos de los diputados del PSOE que obtenía la candidata socialista y exalcaldesa de Talavera de la Reina, Tita García Élez, quien será la portavoz de su grupo en esta legislatura.

Tras la votación, la nueva presidenta de la Diputación recibía el bastón de mando de manos de su antecesor en el cargo, el socialista Álvaro Gutiérrez, en un acto al que también asistían otros expresidentes de la institución, como el socialista José Manuel Tofiño o el popular Arturo García-Tizón.

Entre los asistentes también se encontraban el presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Pablo Bellido; la consejera portavoz del Gobierno regional, Esther Padilla; el alcalde de Toledo, Carlos Velázquez, así como el presidente del PP regional, Paco Núnez.

Durante su discurso, la nueva presidenta de la Diputación de Toledo agradecía la disposición de Vox, que "nos acompaña en la responsabilidad de llegar a acuerdos", y confiaba en que "la lealtad institucional sea la línea de trabajo de todos los grupos políticos".

En este contexto, agradecía el apoyo de Vox "para configurar un nuevo Gobierno sólido, estable y duradero" y reiteraba que van a tener "la mano tendida al diálogo y el consenso, que siempre son positivos y enriquecen".

Asimismo, reafirmaba su compromiso con cada uno de los municipios de la provincia y con sus representantes, "sea cual sea su sentido político" y se comprometía a trabajar "con dedicación, honestidad y pasión por el bienestar de nuestra provincia".

Aseguraba así que en cada decisión que tome como presidenta de la Diputación de Toledo pondrá "un enfoque de servicio y compromiso con todos los municipios de la provincia", con independencia del color político de su gobierno y de su tamaño.

Y ponía de manifiesto su voluntad de trabajar "por los pueblos más grandes y más pequeños, sin olvidarnos de nadie, porque no hay necesidades pequeñas cuando se trata del bienestar de los vecinos".

LÍNEAS DE GOBIERNO

Entre sus líneas de trabajo, Cedillo avanzaba que va a trabajar por que la riqueza patrimonial de la provincia sea "la puerta de entrada a un futuro próspero y sostenible", mientras que la educación será una de las prioridades de su acción de gobierno, así como fomentar la igualdad de oportunidades y trabajar para eliminar las barreras "que impiden el desarrollo pleno de todas las personas, sin importar su género".

También ha considerado que la inversión en infraestructuras y servicios públicos "será esencial para asegurar la calidad de vida de todos los ciudadanos", en este contexto señalaba que se mejorarán las redes de comunicación "para conectar de manera eficiente cada rincón de la provincia, tanto en zonas urbanas como rurales".

Se garantizará además el acceso a servicios básicos de salud, educación y bienestar social en cada municipio "para que nadie se quede atrás", y se trabajará de la mano con los sectores productivos "para fomentar el desarrollo económico y la producción y la creación de empleo".

Junto a estas líneas de actuación, Cedillo indicaba que la sostenibilidad y la protección del medio ambiente serán también una prioridad, y se comprometía "a impulsar políticas que promuevan el desarrollo sostenible, la protección de nuestros recursos naturales y la lucha contra el cambio climático", ya que quieren dejar a las futuras generaciones "una provincia próspera y en armonía con la naturaleza".

Cedillo agradecía también la labor de la Corporación anterior, que tuvo que afrontar "cuatro años difíciles, marcados por acontecimientos inesperados como la pandemia, que nos ha puesto a prueba como ciudadanos y como gobernantes y que hemos superado con solidaridad, entrega y generosidad".

Por su parte, desde el PSOE, la portavoz del grupo socialista, Tita García Élez, aseguraba que su partido, desde la oposición "tiene la intención clara de seguir apoyando y arrimando el hombro para trabajar por los municipios de la provincia de Toledo".

Asimismo, ponía en valor que la anterior legislatura ha marcado por parte del gobierno del PSOE una forma de gobernar basada "en el trabajo dialogante por parte del presidente saliente, Álvaro Gutiérrez", a quien agradecía el trabajo realizado en estos últimos ocho años al frente de la Diputación de Toledo.