García-Page ha mantenido la primera reunión de trabajo de esta legislatura con los agentes sociales, tal y como comprometió. - A. PÉREZ | JCCM

TOLEDO.- El Gobierno de Castilla-La Mancha ha avanzado este jueves a los agentes sociales que estudia incluir el diálogo social en la reforma del Estatuto de Autonomía, que se pretende realizar en esta legislatura, para que se reconozca como un elemento que propicia el crecimiento de la región.

Esta ha sido uno de los temas que se han abordado en la reunión que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, con los máximos representantes en la comunidad autónoma de los empresarios y los sindicatos CCOO y UGT, en la que ha sido la primera reunión de trabajo que el jefe del Ejecutivo castellanomanchego ha mantenido esta legislatura, tras la celebración de las elecciones autonómicas y la composición del nuevo gobierno.

En la reunión, de la que ha dado cuenta en una rueda de prensa posterior la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, se ha puesto de manifiesto la importancia del diálogo social en la región y ha servido para fijar los próximos pasos a dar a lo largo de la legislatura, porque si bien ha valorado que se han logrado muchos avances en los últimos años, ha animado a seguir trabajando "en el progreso económico y social de la región".

"Castilla-La Mancha tiene un reto por delante estos cuatro años, ser ejemplo de diálogo, de consenso, de progreso", ha aseverado Franco, que ha incidido en que la región ha basado su política de los últimos años en el diálogo social y que, ejemplo de ello, es la creación del Consejo del Diálogo Social, que ya ha mantenido unas treinta reuniones.

Entre los objetivos que se ha marcado para los próximos año en materia de diálogo social, ha citado el de dar continuidad al Pacto por la Reactivación Económica y el Empleo, con vigencia hasta 2024 y ya se trabaja para su renovación a partir de 2025.

Hasta el momento, se han ejecutado el 42,8 por ciento de sus medidas y el 62,3 por ciento del presupuesto, con más de 4.678 millones de euros.

Asimismo, ha avanzado la posibilidad de crear una herramienta para avanzar en la seguridad laboral y también que se introduzcan cambios en los tradicionales planes de empleo, para lo que ha adelantado que en las próximas semanas habrá reuniones con sindicatos, diputaciones y la FEMP para abordar "un nuevo escenario de políticas de empleo" y ampliar los tradicionales planes de empleo, en los que se contempla la participación del tejido empresarial en los grandes municipios.

La creación de un servicio de empleo regional es otro de los asuntos que se han abordado y Franco ha emplazado a la patronal y a los sindicatos a concretar más tanto esta propuesta como la del instituto de seguridad laboral para, con posterioridad, mantener una reunión entre los agentes sociales y las consejerías de Economía y Hacienda, para ver el cronograma para su puesta en marcha y su coste.

NO "AL ALBUR DE FUTUROS GOBIERNOS"

Por su parte, el presidente de la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha, Ángel Nicolás, se ha mostrado consciente de que "una de las principales infraestructuras económicas" de la región es el diálogo social y ha valorado que es un rasgo que distingue a Castilla-La Mancha de otras autonomías.

Por ello ha valorado que el diálogo social "se consagre" en la futura reforma el Estatuto de Autonomía, para que no quede "al albur de decisiones de futuros gobiernos que piensen que no es bueno para Castilla-la Mancha", ya que ha reivindicado que, en la última legislatura, donde se ha avanzado en esta materia, se han atraído empresas, se ha creado empleo y se ha mejorado el empleo, si bien ha animado a seguir trabajando para continuar mejorando.

Nicolás ha subrayado que en esta primera reunión se ha marcado "un camino común", pero ha admitido que a lo largo de la legislatura es posible que se tenga que ir "ajustando", ya que ha adelantado que 2024 se prevé "complicadísimo en lo económico".

SÍMBOLO Y RETOS

Además, el secretario general de CCOO Castilla-La Mancha, Paco de la Rosa, ha calificado de "símbolo" que la primera reunión de trabajo de García-Page de la Legislatura haya sido con los agentes sociales y ha valorado que Castilla-La Mancha se pueda convertir en un ejemplo para otras autonomías al incluir el diálogo social en el preámbulo de su Estatuto de Autonomía.

De la Rosa también ha planteado algunos retos, como que el jurado arbitral pueda atender problemas entre las empresas y los trabajadores para evitar la judicialización del conflicto, la creación de un servicio público de empleo en el que participen CCOO, UGT y Cecam que, además, incorpore la formación, y la puesta en marcha del instituto de salud laboral, con la "predisposición de la Junta de que sea realidad más pronto que tarde".

"BANDERA" EN CASTILLA-LA MANCHA

Asimismo, el secretario general de UGT en Castilla-La Mancha, Luis Manuel Monforte, ha subrayado que en la región, el diálogo social "es bandera" y por ello ha realzado la importancia de que se incluya en el Estatuto de Autonomía.

Monforte, que se ha comprometido a seguir trabajando para favorecer el buen clima laboral de la región, ha incidido en la importancia de abordar la prevención de riesgos laborales con la creación del instituto de seguridad y salud laboral al que hoy, según ha afirmado, "se ha dado el pistoletazo de salida", del servicio público de empleo y de la reforma del jurado arbitral, para evitar la judicialización de los conflictos laborales.