La moción de censura en el Ayuntamiento de Aldeanueva de San Bartolomé se vota este jueves. - GOOGLE MAPS

TOLEDO.- La localidad toledana de Aldeanueva de San Bartolomé, feudo socialista desde las primeras elecciones municipales de la democracia -con un único paréntesis de cuatro años en los que su ayuntamiento estuvo presidido por un independiente- podría pasar este jueves a manos de Vox y hacerlo con el apoyo del exconcejal de IU, que desde el grupo de no adscritos se ha sumado a la moción de censura presentada por el partido ultra.

Un giro de guion que dejaría fuera de la alcaldía a Ángel de Bodas López, quien lleva al frente del consistorio los últimos veinte años y al que haber conseguido la lista más votada en las elecciones del pasado 28 de mayo -126 votos frente a los 120 apoyos recibidos por el candidato de Vox-, le dio la opción, con el apoyo del único concejal de IU, de encadenar la que sería su sexta legislatura como regidor. Sin embargo, ese voto que en junio inclinó la balanza ante el empate a tres concejales con el partido de Santiago Abascal, puede ser ahora el que le arrebate el gobierno local y cambie por completo el color político de esta localidad de La Jara, de apenas 400 habitantes.

Será este jueves, 30 de noviembre, a las doce de la mañana, cuando en el pleno extraordinario convocado para ello se confirme si sale adelante -como es previsible- la moción de censura firmada el pasado 17 de noviembre por los tres ediles de Vox (Ángel Farao Blázquez, José Caja del Olmo y Purificación Madroñal López) y el concejal no adscrito, Carlos Gustavo Delgado López.

Así, quien con los 34 votos obtenidos en las urnas tuvo la llave para dar continuidad al gobierno socialista en esta localidad, conocida también como Aldeanovita, ahora la tiene también para entregar el ayuntamiento a la extrema derecha y convertir en alcalde a Farao, acabando así con 44 años de gobiernos de izquierdas.

Un giro que los resultados electorales del pasado 28 de mayo mostraban que el cambio podía no estar muy lejos, pues fueron únicamente seis votos los que hicieron que la del PSOE fuera la lista más votada, siendo la única alternativa Vox, puesto que el Partido Popular aunque presentó candidatura, tan solo obtuviera un voto, mientras que la candidatura de IU obtenía 34 votos. Cuatro años antes el PSOE había obtenido la mayoría absoluta, con cinco de los siete concejales en juego, con 188 votos; mientras que Vox había tenido 102 apoyos y el PP sumó entonces once.

De este modo, la firmada por Vox y el exconcejal de IU en Aldeanueva de San Bartolomé se convierte en la primera moción de censura planteada en la provincia de Toledo desde las elecciones de mayo, y apenas cinco meses después de la constitución de los ayuntamientos.

Sin embargo no ha sido la primera en la región, puesto que ya el pasado mes de agosto, en la localidad alcarreña de Almoguera, cuando el PSOE y la coalición independiente Hablamos Almoguera sacaban adelante la moción de censura que desbancaba de la alcaldía al PP.