El presidente de las Cortes, Pablo Bellido, ha defendido la utilidad y vigencia de la Constitución. - C. TOLDOS | CORTES CLM

TOLEDO.- Las Cortes de Castilla-La Mancha han conmemorado este martes el 45 aniversario de la Constitución española defendiendo su fortaleza y vigencia frente a quienes aspiran a "retorcerla", y reclamando su uso, así como el de la bandera y el resto de símbolos del Estado, "para unir y no para golpear".

Así se ha puesto de manifiesto durante el acto que ha reunido en el salón de plenos del convento de san Gil a los miembros del Consejo de Gobierno, diputados y diputadas de los grupos socialista y popular -Vox únicamente ha asistido al izado de banderas-, así como autoridades militares, judiciales y civiles, junto a representantes de los agentes sociales y distintos colectivos de la región.

Un acto que ha estado presidido por el jefe del Ejecutivo autonómico, Emiliano García-Page, quien ha llamado a defender la Constitución frente a quienes, sabiendo que "no se rompe" han renunciado a hacerlo, aunque "aspiran a retorcerla".

Un contexto en el que ha subrayado el material "enormemente fuerte" del que está hecha la Carta Magna, "una aleación que le permite doblarse, pero no romperse; ser flexible, pero no ser ingenua", y que "ha demostrado incluir a todos".

Sobre su modificación, considera Page, "cabe un debate", aunque en ningún caso sobre "cómo hacerlo", puesto que "solo se puede modificar con el procedimiento que establece la propia Constitución".

Y ante la actual "ofensiva del independentismo" a la Constitución, que es, precisamente, "la que les permite tener altavoz y tener escaño", ha subrayado la diferencia entre "reclamar identidad, e incluso exhibir pluralidad" y otra, bien distinta, como es "hacer de la pluralidad una suerte de privilegio".

Por otra parte, durante su intervención García-Page ha defendido la división de poderes, la cual "no significa que uno esté por encima de otro", sino que "se contrapongan y se equilibren", puesto que "no es un poder del que cuelgan tres; son tres poderes en uno".

Asimismo ha defendido otros conceptos elementales de la Carta Magna, como son la igualdad, la unidad, la soberanía y la descentralización territorial.

EVITAR SU USO "PARTIDISTA"

Por su parte el presidente de las Cortes, Pablo Bellido, ha reclamado un uso de la Constitución, la bandera y los símbolos del Estado "para unir y no para golpear y eliminar al adversario".

Durante su intervención, Bellido ha recordado que a lo largo de las últimas cuatro décadas y media la Carta Magna ha ofrecido "el mayor periodo de estabilidad y de progreso de la historia", por lo que ha valorado "la utilidad y la vigencia" de la misma, con los ajustes que sean necesarios -ha precisado- ya que "hay materias que son susceptibles de mejora". Cuestiones entre las que ha apuntado la pertenencia a la Unión Europea, la sucesión en la Jefatura del Estado, la protección integral de las mujeres o la lealtad de los territorios a la nación, de la misma manera que se contemplan en la reforma del Estatuto de Autonomía, actualmente en negociación.

Así, el presidente de la Cámara autonómica ha subrayado que la Constitución "es contenido y estilo, es fondo y forma", por lo que ha censurado la "guerra de reproches" y "escalada de descalificaciones" actual, "con la apropiación del instrumento que es la Constitución, como si solo fuese de unos contra otros". Por ello ha pedido evitar el uso "partidista" de la Carta Magna y de la bandera, las cuales "están para unirnos".

En este sentido, ha defendido que "los problemas de la democracia se resuelven con más democracia", por lo que "hay que utilizar la bandera, los símbolos y la Constitución no para golpear al adversario, sino para unir, porque el adversario no es un enemigo al que eliminar y vencer, sino alguien a respetar". Algo que demanda "esforzarnos más en escucharnos unos a otros, a quien piensa de otra manera".

A modo de ejemplo, el presidente de las Cortes ha señalado las voces que desde Cataluña "hablan en nombre de todos", cuando en realidad "generan desigualdad entre territorios", pero también desde otros puntos de España se cae en el "sinsentido" de utilizar los instrumentos de todos "para machacar a sus compatriotas".

De este modo, siguiendo el lema 'Una España de todas y todos' bajo el que el Parlamento castellanomanchego conmemora los 45 años de la Constitución española, Bellido ha reivindicado la igualdad entre todo tipo de personas, aludiendo a discapacidad, género y territorios, al tiempo que ha recordado que la Carta Magna está en el propio origen de la comunidad autónoma. "Ser castellanomanchegos y castellanomachegas es una manera preciosa de ser españoles y españolas", ha concluido.

Al finalizar el acto en el salón de plenos, los asistentes se han trasladado al exterior de la sede parlamentaria, donde se ha procedido al izado de banderas, mientras sonaba el himno de España interpretado por la Unidad de Música de la Academia de Infantería de Toledo.