El jurado popular declaraba culpable de homicidio a la acusada el pasado 21 de noviembre.

TOLEDO.- La Audiencia Provincial de Toledo ha condenado a 14 años de prisión, por un delito de homicidio, a la mujer que fue juzgada por matar a su exmarido con unos cuchillos de cocina con los que le apuñaló en el cuello, en su casa de la localidad de Seseña.

El tribunal considera probado que la acusada, N.G.E, natural de Argentina, se presentó en la mañana del 26 de noviembre de 2020 a la casa de su exmarido para recriminarle que no había llevado a las hijas al colegio él mismo sino su chófer.

Como tenía llave de la vivienda, entró y se dirigió al dormitorio donde se encontró a su exesposo con su nueva pareja, sobre la que se abalanzó para agredirla, a lo que el hombre, J.M.R., reaccionó para separarlas y consiguió sacar de la habitación a la agresora y echar el cerrojo de la puerta.

La acusada golpeó la puerta hasta abrirla y, tras coger dos cuchillos de la cocina, irrumpió en el dormitorio y le apuñaló en el cuello, lo que le seccionó la arteria carótida y la vena yugular.

El herido y su pareja consiguieron llegar a la calle y fueron trasladados a un centro médico por un vecino, y posteriormente fue ingresado en un hospital donde fue intervenido, pero finalmente falleció el 2 de diciembre.

Así, la Audiencia provincial de acuerdo con el veredicto emitido por el jurado, ha condenado a la acusada a 14 años de prisión por un delito de homicidio; además, dos meses de multa a razón de una cuota diaria de 4 euros por un delito leve de maltrato y otro de daños; y debe indemnizar a cada una de las tres hijas del fallecido con 21.000 euros, y a la pareja con 3.619 euros.