Patricia Franco ha agradecido el trabajo activo de asociaciones y entidades para que la estrategia salga del consenso. | P. LÓPEZ | JCCM

CIUDAD REAL.- Siete ejes y diecinueve objetivos, en los que se contemplan más de un centenar de medidas estratégicas, dan forma a la primera Estrategia de Economía Social de Castilla-La Mancha, que contará con un presupuesto de 12 millones de euros hasta el año 2026.

Así lo ha destacado la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, durante la presentación de la Estrategia de Economía Social de Castilla-La Mancha 2023-2026 por parte del presidente regional, Emiliano García-Page, en un acto celebrado en la localidad ciudadrealeña de Tomelloso.

Una primera estrategia que supone "un hito más en el camino" de apoyo, promoción y visibilización del Ejecutivo autonómico a un sector que vertebra social y económicamente la región, generando más de 20.000 empleos y del que dependen de forma directa 175.000 familias.

Estrategia que da continuidad al apoyo del Gobierno regional al sector de la economía social en la región. "Cuando llegamos al Gobierno éramos la única comunidad autónoma que no tenía una línea de apoyo específico al sector", ha señalado la consejera recordando algunos de los hitos logrados desde entonces. En estos años, ha detallado, "han crecido en un 300 por cien las ayudas que destinamos a la constitución y el crecimiento de las cooperativas y sociedades laborales de la economía social; han crecido en un 600 por cien las ayudas a empresas de inserción; hemos puesto en marcha una nueva línea dirigida a asociaciones que promocionan proyectos de sostenibilidad y promoción en la economía social; y hemos duplicado el apoyo directo a los centros especiales de empleo, pasando de 10 millones de euros a 22,5 millones, para apoyar la mitad del salario mínimo de 4.750 personas con discapacidad que trabajan en estos centros en la región, frente a las 2.500 personas que lo hacían cuando llegamos al Gobierno".

Esfuerzo y compromiso que queda plasmado en la nueva Estrategia de Economía Social de Castilla-La Mancha, la cual está "alineada con los objetivos de desarrollo sostenible, con el plan de acción europeo y con la estrategia nacional, así como con el PERTE para la economía social, cuyos fondos emanan del mecanismo europeo".

Por su parte, el jefe del Ejecutivo autonómico, Emiliano García-Page, ha destacado la importancia de esta economía "pegada al territorio" y ha asegurado que "apostar por la economía social es apostar por una economía que no se deslocaliza, que no se mueve de sitio".

En este sentido ha subrayado que "en 500 de los 900 núcleos de población que tiene Castilla-La Mancha, la única empresa que existe es de economía social", al tiempo que ha recordado que una de cada tres empresas de este tipo se ubican en zonas con problemas de despoblamiento, lo que hace que esta estrategia sea clave para "asentar lo que tenemos", pero principalmente "para crecer".

Un sector "fundamental" para el desarrollo económico de la región, ha incidido por su parte la consejera, debido a "su capacidad para vertebrar socialmente nuestro territorio, de fijar población y riqueza, sobre todo en nuestras zonas más rurales".

Franco ha agradecido así el trabajo activo de todas las asociaciones y entidades para que esta estrategia salga desde el consenso.

Como parte de los objetivos marcados, la consejera ha citado realzar la economía social y dotarla de una mayor visibilidad, para lo cual se cuenta también con la UCLM como un centro de conocimiento para identificar las cifras de la economía social; facilitar un crecimiento inclusivo, responsable y sostenible no sólo ambientalmente, sino también social y económicamente; mantener un empleo de calidad "y hacerlo, todo, sin renunciar a la internacionalización, a la innovación o a la inclusión", pensando de forma global, pero actuando en el territorio.

"Es mucho lo que hemos andado para llegar hasta aquí, y mucho más lo que debemos seguir recorriendo", ha indicado la consejera, recordando que Toledo fue Capital Europea de la Economía Social en el año 2020, y que, desde entonces, se han presentado importantes publicaciones en torno a la economía social de la región, como el Libro Blanco o el libro Casos de Éxito, así como la renovación y reactivación del Consejo Regional de Economía Social "como un órgano de participación más plural e integrador".

"Nuestra voluntad, compartida con el sector, es férrea, como nuestro compromiso; y estamos alineados con las estrategias nacional y europea para que la economía social siga siendo un importante agente de cambio en la región", ha finalizado.