García-Page ha avanzado que en enero se presentará la nueva estrategia en materia de vivienda. - P. LÓPEZ | JCCM

CIUDAD REAL.- El Gobierno de Castilla-La Mancha se ha propuesto revolucionar el mercado de la vivienda en la región y a partir de enero anuncia un "electroshock" para el sector, con la puesta en marcha de una estrategia "muy potente" de la mano del cooperativismo. Para ello la Junta estará en disposición de financiar suelo para las cooperativas que se lancen a la tarea de promover vivienda "para alquiler y para vivir".

Así lo ha avanzado este lunes en la localidad ciudadrealeña de Tomelloso el jefe del Ejecutivo autonómico, Emiliano García-Page, quien durante la presentación de la Estrategia de Economía Social de Castilla-La Mancha, ha asegurado que el año 2024 debe suponer un revulsivo para la vivienda.

García-Page, que ha presidido el acto celebrado en la Cooperativa Virgen de las Viñas y en el que han participado los representantes de los agentes sociales así como distintos organismos y entidades vinculados al sector de la economía social, ha subrayado que el cooperativismo será "uno de los pilares fundamentales" de esta nueva estrategia, con la que se pretende dar respuesta al "insoportable problema" que hay hoy en España en este ámbito.

Problemática debida a "mil razones" -ha apuntado el presidente castellanomanchego-, entre las que ha citado el precio de las hipotecas, que "fuerza a los jóvenes a entrar en un período de precariedad". En este sentido, ha considerado que aunque la política no sea culpable de los problemas, "es responsable de buscar soluciones".

Por ello, ha comprometido una apuesta "rotunda" por el cooperativismo y por la economía social en todos los frentes" -un sector formado por más de 2.000 empresas y que emplea a más de 20.000 personas en la región-, y particularmente en el de la vivienda, puesto que la situación actual "no requiere de paños calientes, sino de políticas con mucha contundencia".

EL PIB CRECE UN 9 POR CIENTO

Por otra parte, durante su intervención, el presidente de Castilla-La Mancha ha hecho referencia a la última actualización de las cifras del Producto Interior Bruto (PIB), publicada este lunes, que muestran un crecimiento del 9 por ciento para la comunidad autónoma en el último año, de modo que respecto al inicio de su primer mandato supone un incremento del 25,8 por ciento, y un punto más que la media nacional en este período.

En este sentido, García-Page ha subrayado que "más de una de cada cuatro cosas que hay hoy, no estaban en la economía de la región" hace ocho años. Por ello considera que este indicador "tiene que ver mucho con el empeño de una sociedad que no se quiere resignar y que está creciendo en todos los sectores, que no renuncia a ninguno".

Asimismo el presidente regional ha valorado la estabilidad de la comunidad autónoma, que esta misma semana verá aprobados sus presupuestos en las Cortes. Unas cuentas públicas que auguran "más empleo y más crecimiento económico", ha recalcado, y que a su vez "cumplen con los parámetros exigentes de ortodoxia financiera y de déficit de la Unión Europea". Presupuestos que, a su vez, "blindan con 8.000 millones de euros" los grandes servicios sociales.