Patrulla de la Guardia Civil. - ARCHIVO

TOLEDO.- La Guardia Civil investiga la muerte por disparos de dos hermanos, de 45 y 49 años, la pasada medianoche en la localidad toledana de Casarrubios del Monte.

Los fallecidos, que residían en el municipio madrileño de Fuente el Saz del Jarama, han sido hallados a las 00.24 horas por efectivos enviados por el 112, después de que se recibiera una llamada de un sobrino de ambos. Los cuerpos eran localizados en un vehículo, en un camino próximo a la carretera CM-4004, a la altura del kilómetro 4, junto a la puerta de un chalet que no se encuentra habitado.

A su llegada, los efectivos sanitarios encontraron a uno de los hombres en el asiento del conductor, mientras que el otro se encontraba fuera del vehículo. Los servicios sanitarios solo han podido confirmar sus muertes.

La luna del vehículo presentaba numerosos impactos de bala, que también se han encontrado en la puerta del chalet, junto a la que se han localizado numerosos casquillos de bala, tanto de escopeta como de un arma corta.

Según han confirmado fuentes de la Benemérita, el vehículo en el que han aparecido los cuerpos era propiedad de la madre de ambos.

En la escena del doble crimen, los agentes de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Toledo han hallado casquillos de arma corta y larga. Por el momento, no hay detenidos y que el Juzgado número 4 de Illescas (Toledo) ha decretado el secreto de las actuaciones.

Al lugar de los hechos han acudido unas 70 personas familiares de los fallecidos, lo que ha obligado a la Guardia Civil a reforzar su presencia con patrullas de la Comandancia de Toledo y Madrid.