A lo largo del pasado año se firmaron 643.704 contratos en Castilla-La Mancha. - MINISTERIO TRABAJO

TOLEDO.- Castilla-La Mancha ha cerrado el año 2023 con 134.806 parados, es decir un 5,88 por ciento menos que a principios de año, mientras que la Seguridad Social ha alcanzado los 772.693 cotizantes, un 2,44 por ciento más que hace doce meses.

Según los datos publicados este miércoles por los Ministerios de Trabajo y de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, la bajada del desempleo en 2023 en Castilla-La Mancha ha sido de 8.419 personas y si se comparan los datos de diciembre con los de noviembre, el descenso del paro ha sido del 1,25 por ciento, con 1.701 desempleados menos.

Además, los cotizantes en la Seguridad Social han subido en 18.389 personas en el último año en Castilla-La Mancha y en el último mes han sido 4.154 más, es decir, un 0,54 por ciento más que en noviembre de 2023.

A nivel nacional, el empleo sumó 539.740 afiliados de media en todo 2023 con récord de 20,84 millones de ocupados en diciembre, mientras que el paro se redujo en 130.197 personas en el ejercicio, hasta los 2,7 millones, la cifra más baja para un cierre de año desde 2007.

Por provincias, el paro ha bajado en las cinco de Castilla-La Mancha en 2023 y Albacete ha cerrado el año con 25.277 desempleados, 1.708 menos que hace un año (-6,33 por ciento); en Ciudad Real, la caída ha sido de del 5,49 por ciento hasta los 36.808 parados (-2.137 desempleados), y en Cuenca, el año ha acabado con 9.985 parados, 488 menos que en diciembre de 2022 (-4,66 por ciento).

Además, Guadalajara ha acabado 2023 con 13.179 parados, es decir, 744 desempleados menos que hace doce meses (-5,34 por ciento) y Toledo ha cerrado el año con 49.557 personas en situación de desempleo, un 6,32 por ciento menos (-3.342 parados).

En diciembre, el paro también ha bajado en las cinco provincias de Castilla-La Mancha y en Albacete el descenso ha sido de 361 desempleados (-1,41 por ciento), en Ciudad Real el desempleo se ha reducido en 487 personas (-1,31 por ciento); en Cuenca, en 193 parados (-1,90 por ciento); en Guadalajara, el descenso ha sido de ocho personas (-0,06 por ciento), y en Toledo, la caída ha sido de 652 personas (-1,30 por ciento).

De los 134.806 parados que se han registrado en Castilla-La Mancha, el 65 por ciento -en concreto 87.719 desempleados- son mujeres y los 47.087 restantes, son hombres y, además, del total de desempleados, 9.812 son menores de 25 años, de los cuales 4.853 son hombres y 4.959 son mujeres.

Por sectores, de los 134.806 parados castellanomanchegos, 96.383 lo están en el sector servicios; 11.610 en la industria; 9.480 parados en construcción; 6.265 en la agricultura y 11.068 en el colectivo sin empleo anterior.

En diciembre, el paro ha bajado en 1.726 personas en el sector servicios; 139 en la agricultura y en 253 personas en el colectivo sin empleo anterior y, por contra, ha subido en 40 personas en la industria y en 377 personas en la construcción.

Además, en diciembre se han firmado en Castilla-La Mancha 44.627 contratos, que son 8.597 menos (-16,15 por ciento) que en el mes anterior y 1.165 menos (-2,54 por ciento) que en el mes de diciembre de 2022.

Del total de contratos firmados en Castilla-La Mancha en el mes de diciembre, 16.957 han sido indefinidos, es decir, el 37,9 por ciento, mientras que los 27.670 restantes han sido temporales.

En todo el año 2023, en Castilla-La Mancha se han firmado 643.704 contratos, de los cuales 284.213 han sido indefinidos, es decir, el 44,15 por ciento del total.

Asimismo, en Castilla-La Mancha en noviembre de 2023 un total de 86.780 personas han percibido prestaciones por desempleo, de los cuales 34.902 han ingresado una prestación contributiva; 46.265 personas han recibido un subsidio y 5.613, la renta activa de inserción, que en su conjunto han supuesto un gasto de 77,4 millones de euros.

En cuanto a los cotizantes a la Seguridad Social, de los 772.693 que hay en Castilla-La Mancha, 149.406 son autónomos y 623.287 lo hacen en el régimen general, de los cuales 33.749 están en el régimen agrario, 10.432 en el especial del hogar y los 579.105 restantes están en el general.

"HAY QUE SEGUIR ESFORZÁNDOSE"

Una bajada del paro que celebra el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, aunque reconoce que "hay que seguir esforzándose y generando riqueza".

"Acabamos el año con casi 9.000 parados menos que el año positivo. Un dato positivo, unos lo juzgarán mucho, otros poco, pero es que es bueno ver la trayectoria, la tendencia", señala. Así, recuerda que "hace diez años en esta tierra llegamos al 31 por ciento de paro; era un récord en el conjunto de España, y no digamos en paro juvenil. Y, sobre todo, en el paro que afectaba a todas las unidades de una misma familia", ha señalado García-Page.

"Hoy estamos en la media española, cosa que nunca nos había pasado. Y estamos no en 31 sino en el 11 por ciento. Esto significa que hay que seguir trabajando, que hay que seguir esforzándose; que hay que seguir generando riqueza, que hay que contar con el empresariado", ha apostillado.

De ahí que haya reclamado confianza "en nosotros mismos, confianza en esta tierra; estabilidad, certidumbre, tener las cosas claras e intentar trabajar e ir por el mismo camino que el resto de la sociedad, de la mano de los sindicatos y de los empresarios".

Por su parte, también desde el Gobierno regional, la directora general de Empleo, Elena García Zalve, ha destacado que la región está por encima de la media nacional en cuanto a la bajada del paro, así como el hecho de que Castilla-La Mancha sea la tercera región con un mejor comportamiento de afiliación a la Seguridad Social al cierre del año, siendo el aumento del 0,54 por ciento registrado en diciembre, con 4.154 afiliados más, "el mejor dato para un mes de diciembre de toda la serie histórica".

Datos positivos también para el sindicato Comisiones Obreras Castilla-La Mancha, aunque reconocen que aún sigue habiendo retos por delante, como "acabar con las brechas de género en el empleo y dar soluciones a las personas mayores de 45 años, que suponen el 58 por ciento de quienes están en desempleo".

Así lo ha señalado la secretaria de Políticas Sociales, Agenda 2030 y Empleo de CCOO CLM, María Ángeles Castellanos, quien ha reclamado "políticas activas de empleo dirigidas a mujeres y mayores de 45, para que puedan tener un puesto de trabajo estable y de calidad".

Por su parte desde UGT Castilla-La Mancha valoran de manera positiva el cierre de 2023 en lo referente a materia laboral, al considerar que los datos hoy publicados no hacen más que mostrar, una vez más, la fortaleza del mercado laboral, y ello a pesar de un contexto económico complicado.

Lo ha señalado así la secretaria de Empleo y Política Sindical de UGT Castilla-La Mancha, Isabel Carrascosa, quien ha subrayado que la cifra de desempleados de la región es la más baja de los últimos 16 años, así como la prevalencia de la contratación indefinida y es que "si antes de la reforma solo el 6 por ciento de los contratos que se firmaban eran fijos, ahora este porcentaje ha subido hasta el 38 por ciento".

Desde CSIF celebran, por su parte, la bajada del paro registrada en diciembre, que supone la cifra más baja para un cierre de año dese 2007. Un descenso impulsado por la campaña de Navidad, precisan, que "rompe cinco meses negativos de subida del paro en la región", aunque advierten que por delante queda un mes de enero que "tradicionalmente arroja datos negativos de empleo".

Consideran así la estacionalidad "uno de los grandes desafíos" a los que se enfrenta el mercado laboral de la región.