La pedanía de Robledo del Buey será el punto de partida de la nueva ruta senderista y literaria.

TOLEDO.- El Gobierno de la Diputación de Toledo ha aprobado en Junta de Gobierno la firma de un convenio con el Ayuntamiento de Los Navalucillos para la creación y desarrollo de la ruta literaria 'Valhondo', en la pedanía de Robledo del Buey.

La presidenta de la institución, Concepción Cedillo, y el alcalde de Los Navalucillos, José Ángel Pérez Yepes, han suscrito el acuerdo para la puesta en marcha esa ruta literaria, basada en el último libro de la trilogía 'La Raya del Infinito' del toledano Rafael Cabanillas, que aborda la realidad de la España vaciada, oculta y silenciosa, y de la que 'Valhondo' forma parte junto a 'Quercus' y 'Enjambre'.

Por ello, desde el Ayuntamiento jareño y de la mano de su alcalde, se propuso a la Diputación de Toledo apoyar económicamente esta ruta de senderismo, de 6 kilómetros de recorrido, que empieza y acaba en la pedanía de Robledo del Buey, a través de la que se pretende recorrer los lugares que aparecen en la novela.

Una propuesta acogida por el gobierno de la institución provincial, que permitirá revitalizar la zona, generar sinergias e impulsar la economía local, gracias a los lectores de la novela 'Valhondo', que dará nombre a la ruta propuesta y animará a los viajeros a conocer el pueblo y la comarca, según explican desde la Diputación de Toledo.

Asimismo, el Ayuntamiento de Los Navalucillos aprovechará para dar a conocer los numerosos recursos naturales y paisajísticos con que cuenta su término municipal y la pedanía de Robledo del Buey, utilizando el recorrido literario de la novela para profundizar en la realidad de la España rural, así como divulgar y dar a conocer los atractivos de una parte de la provincia.

La colaboración entre la Diputación y Los Navalucillos permitirá diseñar y poner a disposición del público en general la ruta de senderismo, para revivir la trama de una historia que narra las vicisitudes de un joven maestro de 20 años que es destinado a Valhondo, pueblo que da nombre a la novela, una pequeña aldea escondida en lo más profundo de la sierra, ofreciendo a quienes recorran la ruta la posibilidad de identificar los escenarios descritos en la novela por Cabanillas.

Se trata, subrayan, de una "apuesta por la cultura", y especialmente por la literatura, "para aprovechar y compartir con lectores y aficionados al ocio y la naturaleza, la posibilidad de acercarse a Los Navalucillos y Robledo del Buey, para adentrarse en esos sitios que forman parte del universo de 'Valhondo', participando de la idiosincrasia de sus gentes, sus hábitos y costumbres y poder así conocer el legado histórico, patrimonial y medioambiental de una zona privilegiada de la provincia de Toledo".