Velázquez ha recibido a los Reyes Magos en la plaza del Ayuntamiento antes de la cabalgata. - AYTO. TOLEDO

TOLEDO.- El gobierno municipal de PP y Vox en la ciudad de Toledo suma una nueva polémica y vive su primeros Reyes al frente del Consistorio entre acusaciones de racismo, "por convicción o por ignorancia". Y es que al igual que ha ocurrido en Madrid, donde el 'blackface' de Chamartín ha desatado la polémica, con un rey Baltasar que ha indignado por su cara pintada y el fingido acento, en la capital castellanomanchega también se ha optado este año por pintura para la cara no solo del rey mago, sino también de sus pajes.

Y así, ya incluso antes de que arrancara la cabalgata, la polémica estaba servida en las redes sociales, desde las que se ha señalado al alcalde, Carlos Velázquez, de "desprestigiar" con esta decisión a la ciudad de Toledo.

Uno de los primeros en llamar la atención sobre este "ridículo" ha sido el concejal de Unidas Podemos en el Ayuntamiento de Toledo, Txema Fernández, quien se ha preguntado si "de verdad" no había otra alternativa para el rey Baltasar y sus pajes que "pintarlos con betún".

En este sentido, el edil ha subrayado que Toledo es una ciudad "inclusiva, diversa y tolerante", por lo que está convencido de que se podía haber optado por otras "soluciones".

Para Fernández, hacer este planteamiento en la capital de Castilla-La Mancha "nos hace quedar en ridículo".

Entre las críticas también se encuentran aquellas de quienes lo califican de "vergüenza" y las de aquellos que consideran que así el gobierno de PP y Vox muestra también "la patita racista", aunque también hay quienes defienden que lo del rey Baltasar con la cara pintada "siempre ha sido así" y que "no pasa nada", tal y como se puede leer en algunos comentarios.

Sin embargo, cabe recordar, que en los últimos años se había optado por dejar a un lado las pinturas y contar con un Baltasar sin maquillaje.

Y mientras se daba rienda suelta a la polémica en las redes, Velázquez, junto a parte de la Corporación municipal, acompañados varios de los ediles de sus hijos, posaban junto a Melchor, Gaspar, Baltasar y sus pajes, en la sala capitular.