Una veintena de bañistas participaban en el primer baño invernal de 2024 en las lagunas de Villafranca. - ASOC. LAGUNAS VIVAS

TOLEDO.- Dieciséis años después del primer baño invernal, la asociación Lagunas Vivas de Villafranca de los Caballeros continúa con este acto reivindicativo. El objetivo: empezar 2024 con buen pie, remojándose y recordando a las administraciones públicas que aún no se ha resuelto la problemática de estos humedales. Una concesión extemporánea de agua o la falta de un control riguroso en las extracciones del Acuífero 20 son algunas de sus principales amenazas.

La Mancha Húmeda en general y las Lagunas de Villafranca de los Caballeros en particular corren un serio peligro. El peligro de desaparecer para siempre. Son muchos los ejemplos que señalan esta posibilidad y, si no se toman medidas, se convertirá en una desgraciada realidad. No hay más que ver lo que pasó en años atrás, cuando las Lagunas de Villafranca se secaron en su totalidad.

Este 2024, tras un año hidrológico con una marcada estabilidad, se ha podido celebrar con normalidad la 16ª edición del Baño Invernal en estos humedales. Un chapuzón para inaugurar el año en el que han participado más de una veintena de personas y que ha tenido un año más un carácter reivindicativo, con el objetivo de encontrar una solución definitiva y permanente para este ecosistema y el conjunto de La Mancha Húmeda.

Corría el año 2006 cuando el Gobierno de Castilla-La Mancha aprobó el Decreto 83/06 de 20 de junio. Ese documento oficial recogía una hoja de ruta para las Lagunas de Villafranca de los Caballeros (Toledo) que pasaba por "contribuir a mantener un estado de conservación favorable a las especies de aves, flora y fauna silvestre que tengan presencia en el territorio", según quedó reflejado en la exposición de motivos previa al articulado del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN). Un documento que se publicó en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha el 23 de junio de 2006 y que se inspira en la ley estatal de Conservación de la Naturaleza.

Desde la Asociación Lagunas Vivas consideran que el PORN de las Lagunas de Villafranca "no puede ser papel mojado como hasta ahora". Tras más de dieciséis años de su aprobación, ha llegado el momento cumplir lo que estipula la normativa estatal y autonómica y llevar a cabo una acción política, efectiva y real, que apueste por estos humedales manchegos, en el entorno del río Gigüela, persiga los usos fraudulentos del agua en esta cuenca y actualice con criterios científicos la concesión de agua que reciben las Lagunas de Villafranca. Todo ello enmarcado en un Plan de Gestión para toda La Mancha Húmeda que busque preservar este ecosistema y cumpla con lo expuesto en las leyes regionales y nacionales.

Por todo ello apuestan desde Lagunas Vivas y con actos como el de este domingo 7 de enero se ponen de manifiesto año tras año. Al igual que en ediciones anteriores, el baño finalizaba con un buen caldo de cocido, cortesía de la asociación, que ayudaba a entrar en calor a los bañistas. Como también esperan, desde esta organización, que sus reivindicaciones consigan calentar y poner en marcha medidas reales, efectivas y justas para defender este ecosistema, patrimonio de todos y parte de la Reserva de la Biosfera de la UNESCO desde 1981.