García-Page durante su intervención en la presentación en la finca La Encomienda de Cervera. - D. ESTEBAN | JCCM

CIUDAD REAL.- El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha pedido al Gobierno central que acabe con el retraso en el nuevo modelo de financiación autonómica, y por lo tanto, en la financiación del sistema sanitario, pues ha denunciado que acumula un retraso de una década.

García-Page, que ha asistido este miércoles al lanzamiento del primer vino del mundo con crianza en gruta volcánica aislado de contaminación ambiental y electromagnética en la finca Encomienda de Cervera en Almagro (Ciudad Real), ha aprovechado su intervención para recordar "a los que se pasan el día dando consejos sanitarios, sobre todo si son autoridades, ministros o ministras, que cuando vienen del Estado, interesa que estos consejos lleguen con dinero".

En este sentido, ha reflexionado sobre la necesidad de afrontar el problema de la financiación del sistema sanitario, porque ha dicho que "es la manera de combatir los problemas".

"Me interesa ver, además de opiniones, realidades y soluciones. La única manera de combatir los problemas es con dinero y quiero recordar que el conjunto de las autonomías llevamos diez años esperando un sistema justo de financiación", ha insistido, tras lo cual, ha apostillado: "Están muy bien los mítines, pero a mí me vale solo el presupuesto".

García-Page ha asegurado, coincidiendo con la entrada en vigor de la obligatoriedad de la mascarilla en centros sanitarios para frenar los contagios de enfermedades respiratorias, que Castilla-La Mancha "no va a montar ningún lío, ni ningún pollo" por cuestiones que son "elementales y de sentido común".

Y ha asegurado que está convencido de que este episodio pasará, aunque se repetirá todos los años, y para ello, ha afirmado que el sistema sanitario castellanomanchego cuenta "con equipos muy preparados" y planes de contingencia que ayudarán a combatirlo.