Este martes se reunía en Toledo el comité regional de UGT Castilla-La Mancha.

TOLEDO.- El sindicato UGT en Castilla-La Mancha ha mejorado su representatividad en los centros de trabajo y tiene un 10 por ciento más de afiliados, y considera que 2023 ha sido "bastante positivo" para Castilla-La Mancha ya que los "grandes" acuerdos y logros de ámbito nacional han tenido una incidencia "importantísima" en la región.

Así lo destacaba este martes, en declaraciones a los periodistas, el secretario general de UGT en Castilla-La Mancha, Luis Manuel Monforte, quien precisaba que "estamos llegando a más empresas" y que Castilla-La Mancha "se está sindicalizando más", algo que considera "muy positivo porque donde vemos centros de trabajo sindicalizados hay menos siniestralidad laboral y los derechos se respetan de forma más apacible y sosegada".

Explicaba asimismo que, pese a las "adversidades" del mercado de trabajo, en Castilla-La Mancha se está creando empleo y la negociación colectiva es "saludable", aunque todavía hay alrededor de treinta convenios colectivos pendientes de firmar, algunos "importantes" como el de ayuda a domicilio en la provincia de Ciudad Real.

Al respecto, Monforte ha señalado que cuando negocian con empresas de Castilla-La Mancha "es más fácil negociar y pactar", pero cuando las empresas son de ámbito nacional o multinacionales "los convenios se enquistan y es más difícil llegar a puntos de encuentro".

El sindicato ha ganado un 10 por ciento de afiliados en 2023 y también tiene más representatividad en los centros de trabajo: si 2022 cerró con una subida de la representatividad del 8 por ciento, el ejercicio 2023 ha acabado con un 5,5 por ciento añadido a la cifra del año anterior.

Entre los retos para 2024, ha citado la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), mejorar las condiciones del despido en España a través del diálogo social y la siniestralidad laboral, sobre todo en provincias como Guadalajara que en 2023 ha estado a la cabeza del país en fallecidos en el trabajo.

COMITÉ REGIONAL

"Tenemos una UGT de Castilla-La Mancha saludable y en constante crecimiento",  señalaba Monforte en sus declaraciones con motivo de la reunión del comité regional de UGT en Castilla-La Mancha, que es el máximo órgano de gobierno entre congresos.

Las nuevas formas de trabajo y sistemas productivos, los retos verdes así como la digitalización son otros aspectos sobre los que han debatido este martes en Toledo los 62 delegados que integran el comité regional de UGT, pertenecientes a las delegaciones de Industria, Consumo y Agro, Servicios, y la de Servicios Públicos.

Además, la Unión de Jubilados y Pensionistas, la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) y la Unión de Autónomos (UPTA) también están representados en el comité regional.