El ataque a este elemento patrimonial atencino tenía lugar la noche del martes. - AYTO. ATIENZA

GUADALAJARA.- Cinco de las doce columnas del siglo XIII que componen el vía crucis ubicado en la subida del cementerio de Atienza, en Guadalajara, sufrían la noche del pasado martes un "inaceptable" acto vandálico, al aparecer rotas y tiradas en el suelo.

Hechos que desde el ayuntamiento de la localidad de la Serranía de Guadalajara han condenado duramente estos hechos, que han sido puestos en conocimiento de la Guardia Civil y se ha interpuesto la correspondiente denuncia, para que se puedan emprender acciones legales contra los responsables de estos actos vandálicos.

Columnas que, según ha explicado el alcalde de la localidad, Pedro Loranca, tienen "gran valor patrimonial y simbólico" para la localidad, al ser durante el Viernes Santo escenario del vía crucis que tiene en cada una de ellas sus estaciones.

Para el regidor es incomprensible el sentido de estos actos contra el patrimonio de la localidad, que ha sufrido un daño "irreparable" puesto que será difícil restaurarlas. "Es destrozar por destrozar", ha afirmado.

Loranca ha detallado que cada una de las columnas está formada por dos piedras, de algo más de un metro, con un esculpido, que ha quedado dañado, por lo que será complicada su restauración, tanto por la dificultad artística como por el coste económico que tendrían los trabajos.

Así, desde el consistorio atencino condenan este ataque al patrimonio artístico, histórico y religioso de la localidad.