García-Page encabeza la delegación castellanomanchega que ha viajado a China. - JCCM

PEKÍN.- El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, presenta en China una región óptima para la inversión de las empresas de este país asiático con los garantes de la "previsibilidad y estabilidad" que demandan las empresas. El jefe del Ejecutivo regional ha hecho estas declaraciones hoy, tras visitar las instalaciones centrales que la empresa Huawei tiene en Pekín.

Acompañado por la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, y por el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, el presidente regional ha reconocido que "tenemos un expediente abierto de una posible inversión de una empresa y venimos fundamentalmente a apuntalar esa opción. Todas estas inversiones, finalmente, son consecuencia de años de apuesta constante y sostenida", según ha informado el Gobierno regional en nota de prensa.

"Nuestro gran objetivo es que las factorías, las inversiones, digamos la pata que China quiere poner en Europa, se pueda concretar en Castilla-La Mancha con algunos proyectos, y venimos fundamentalmente a tener contactos, tanto institucionales como empresariales, con distintos sectores para sembrar y luego recoger", ha señalado García-Page, que también está acompañado en este viaje por representantes de los agentes sociales: el presidente de CECAM, Ángel Nicolás, y los secretarios generales de CCOO y UGT en la región, Paco de la Rosa y Luis Manuel Monforte, respectivamente.

"Castilla La Mancha se ha convertido en una de las comunidades autónomas de toda Europa con más capacidad para captar inversión nacional, inversión regional, pero estamos especialmente interesados en la inversión extranjera", ha significado el presidente castellanomanchego, al tiempo que ha señalado que el hecho de que "Castilla-La Mancha es hoy una plataforma, un contenedor abierto para favorecer la inversión, responde al clima de estabilidad social y política e institucional, a las facilidades que damos para la inversión y a que los empresarios se puedan sentir perfectamente acogidos".

"Lo que hemos venido a hacer en China es sembrar", ha referido, incidiendo en que hay bastantes proyectos en ciernes, desde el punto de vista de inversión, proyectos tecnológicos y "como el que hoy hemos conocido, que no solo son aplicables a tecnología sanitaria para la detección de enfermedades, sino que también son aplicables para el sistema educativo", ha explicado tras la visita a las instalaciones centrales de la compañía Huawei.

Para el presidente de Castilla-La Mancha es importante que en este país se conozca a Castilla-La Mancha y las oportunidades que la región ofrece en términos de suelo, de energía, de costes laborales, de paz social, el entendimiento entre sindicatos y empresarios, y, por supuesto, también de paz institucional.

"Creo que esta es una región de las más previsibles que hay en España, en la que más certidumbres hay desde el punto de vista político y social, y eso nos tiene que permitir un salto hacia adelante en la captación de inversión extranjera, de la que hemos batido récords el año pasado y el anterior", ha subrayado.

"Se trata de seguir en esa línea porque cada inversión de este tipo que podamos conseguir es de las que cambian por completo la fisonomía social, económica y laboral", ha reconocido.