El uso de mascarillas no será ya obligatorio para pacientes y profesionales en los centros sanitarios. - ARCHIVO

CUENCA.- La obligatoriedad del uso de mascarillas en los centros sanitarios de Castilla-La Mancha será retirada este martes, tras el descenso del impacto de la epidemia de gripe en la región.

Así lo ha avanzado este lunes el jefe del Ejecutivo autonómico, Emiliano García-Page, durante un acto celebrado en Cuenca, donde se ha reunido con los responsables de la empresa Toro Verde. El presidente regional ha señalado que el Gobierno decretará mañana la retirada del uso obligatorio de las mascarillas en los entornos sanitarios, que hace unos días se había decidido mantener a la espera de que la tendencia siguiera a la baja.

García-Page ha señalado que el episodio de gripe que se ha dado es "habitual por estas fechas" y ante el cual se ha tratado de "ir de la mano" y en coordinación con el resto de comunidades autónomas y con el Gobierno de España en lo relativo a las medidas preventivas.

Al tiempo, ha destacado el "sobresfuerzo" que ha supuesto para los sanitarios el tener que acometer "una presión extraordinaria" durante estas semanas. Tiempo en el que el plan de contingencia aprobado por la Consejería de Sanidad "ha funcionado".

Por otra parte, y también en relación con el ámbito sanitario, Page se ha mostrado confiado en que en el segundo semestre del año el nuevo Hospital de Cuenca pueda ser inaugurado por parte de la Casa Real.