El acuerdo se ha rubricado en el Ministerio de Vivienda.

MADRID.- El Gobierno de Castilla-La Mancha va a posibilitar la construcción de 475 viviendas destinadas a alquiler a precio asequible en Illescas y en Toledo, con una inversión total de 60 millones de euros financiados a través de fondos Next Generation.

El consejero de Fomento, Nacho Hernando, ha firmado con la ministra de Vivienda y Agenda Urbana, Isabel Rodríguez, dos acuerdos para la construcción de estas nuevas viviendas, en un acto al que, además, han acudido el secretario general de Agenda Urbana, Vivienda y Arquitectura, Iñaqui Carnicero; el alcalde de Illescas, José Manuel Tofiño; la directora general de Vivienda, Inés Sandoval; y el delegado de Fomento en Toledo, Jorge Moreno.

En este contexto, Nacho Hernando ha explicado que "en el caso de Toledo, estamos hablando de 15,7 millones de euros y en el caso de Illescas, de 7,9 millones, que provienen de los Mecanismos de Recuperación y Resiliencia (MRR) y que van a poder hacer palanca de un total de 60 millones de euros para la construcción de 475 nuevas viviendas en la provincia de Toledo, la cual tiene un mercado tensionado en esta materia".

Así, el consejero de Fomento ha subrayado la importancia de que se siga rehabilitando vivienda, pero "también es importante construir nueva para aumentar la oferta y así, abaratar la vivienda en el conjunto del mercado".

En este sentido, Hernando ha puesto en valor las distintas políticas de vivienda que desarrolla el Gobierno regional, como el Plan Estatal de Vivienda; el Plan 10.000, "del que estamos a punto de alcanzar un tercio del objetivo a conseguir, antes de llegar al año del inicio de ese Plan"; el Plan de Cooperativas de Vivienda, que hace unos días firmaba el presidente García-Page con el sector y que permitirá también la construcción de 10.000 nuevas viviendas; las ayudas para la adquisición de vivienda en municipios menores de 10.000 habitantes o las ayudas a la eficiencia energética.

ALQUILERES DE 600 Y 700 EUROS

La actuación en Toledo supone una inversión total de 42,5 millones de euros, de los cuales 15,7 serán aportados como ayuda a través de los fondos Next Generation, y supondrán la construcción de 316 viviendas. Las viviendas se llevarán a cabo en suelo público, propiedad de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, que cederá gratis a Gicaman.

Las viviendas en cuestión se destinarán al alquiler durante un plazo mínimo de 50 años, ampliable hasta los 75 y tendrán una superficie útil media de 71 metros cuadrados. El precio final de alquiler será de 700 euros mensuales, suponiendo un ahorro de 1.800 euros al año con respecto a los precios del mercado.

Por su parte, en el caso de Illescas, la actuación supone una inversión total de 17,3 millones de euros, de los cuales 7,9 serán aportados como ayuda a través de los fondos Next Generation, y se construirán 159 viviendas.

Las viviendas se ejecutarán en dos promociones de suelo público aportado por el Ayuntamiento de Illescas y también se destinarán al alquiler durante un plazo mínimo de 50 años, ampliable hasta los 75.

Las 159 viviendas que se van a construir tienen una superficie útil media de 71 metros cuadrados y tendrán un precio final de alquiler de 600 euros mensuales, por debajo del precio de mercado actual.