Entre noviembre de 2006 y enero de 2008 el Tallerón de Roca Tarpeya albergó la exposición 'Los grecos del Museo del Greco'. - REAL FUNDACIÓN TOLEDO

TOLEDO.- El arte contemporáneo contará desde el próximo 23 de febrero con un nuevo punto de referencia en la ciudad de Toledo, donde abrirá sus puertas el 'Espacio Rafael Canogar', convirtiendo así el antiguo Tallerón de Roca Tarpeya -concebido como lugar de trabajo para el escultor Victorio Macho en los años 60- en sede de la primera exposición permanente del artista toledano.

Un espacio que tras más de 25 años de uso como sala de exposiciones temporales, ha sido recuperado y transformado atendiendo el proyecto diseñado por los arquitectos José Ramón González de la Cal y Josefa Blanco de Paz, auspiciada desde la Real Fundación de Toledo y que ha contado con el apoyo del Gobierno regional que, a través de la Fundación Impulsa, ha destinado algo más de 250.000 euros para la ejecución de los trabajos.

Una intervención que constituirá a su vez otro de los atractivos de la muestra, al haber recuperado "en buena medida" la atmósfera original del edificio, concebido por los arquitectos Secundino Zuazo y Rodolfo García Pablos como lugar de trabajo para el palentino Victorio Macho.

Un espacio que a lo largo de las últimas décadas ha sido fundamentalmente destinado a albergar exposiciones de carácter temporal, entre ellas la organizada durante el cierre del Museo del Greco, que durante algo más de trece meses (entre noviembre de 2006 y enero de 2008) llevó hasta el Tallerón, entre otras obras del artista cretense, el 'Apostolado' -que por primera vez y dadas las dimensiones de la sala, se pudo mostrar en doble altura - y 'Vista y plano de Toledo'.

Una iniciativa con la que desde la Real Fundación de Toledo se pretende incorporar a la oferta cultural de la ciudad una nueva referencia, como es la obra de Canogar, tal y como recoge en su Plan Estratégico 2023-2030. Propuesta que auguran marcará "un hito importante" en la historia del arte contemporáneo de la ciudad, ya que reconocerá en vida la trayectoria del escultor, nacido en Toledo en 1935 y considerado como uno de los artistas españoles más importantes e influyentes en los siglos XX y XXI.

Según detallan desde la Real Fundación de Toledo, el espacio estará articulado en una sucesión de muestras, la primera de las cuales es 'Proyecto 1: la construcción de un lenguaje (1973-2024)', comisariada por Alfonso de la Torre. En ella se podrán admirar una treintena de obras de Canogar, la mayoría de ellas de gran formato, y entre las que se encuentran las esculturas 'Máscara' y 'Séneca' realizadas ambas en 2013.

Un conjunto de creaciones datadas desde 1973 ('El caminante') hasta la actualidad, que muestran la "coherencia compositiva" del artista, "esencial para conocer la evolución del arte de nuestro tiempo", subrayan desde la Real Fundación.

Una muestra en la que no queda al margen su lugar como destacado miembro fundador del grupo informalista 'El Paso', surgido en 1957, que jugó un papel fundamental en la historia del arte moderno español, logrando su apertura definitiva al espectro internacional.

Reconocido con multitud de premios y distinciones, la obra de Canogar puebla las colecciones de los mejores museos del mundo, desde el MoMA de Nueva York hasta el Reina Sofía madrileño.

De este modo, el 'Espacio Rafael Canogar' se presenta como una importante apuesta cultural, que permitirá establecer un original diálogo entre las obras de dos grandes referentes del arte español en los siglos XX y XXI -Rafael Canogar y Victorio Macho-, con el objetivo de convertir Roca Tarpeya en un espacio de referencia sobre la creación contemporánea en Toledo.