Bañarse este verano en las Lagunas de Ruidera en el tramo de Ossa de Montiel costará un euro

El alcalde de la localidad ha justificado la medida, que se aplicará en julio y agosto, alegando que se encuentran en una "situación excepcional". En cambio, la alcaldesa de Ruidera ha descartado aplicar la tasa en su término municipal.
Bañistas en las Lagunas de Ruidera el verano pasado durante la pandemia por la covid-19. Foto: Ayto. Ossa de Montiel
photo_camera Bañistas en las Lagunas de Ruidera el verano pasado durante la pandemia por la covid-19. Foto: Ayto. Ossa de Montiel

ALBACETE.- El alcalde de Ossa de Montiel, Alejandro Chillerón, ha anunciado que durante los meses de julio y agosto el Ayuntamiento cobrará un euro a cada bañista que pase por las Lagunas de Ruidera ubicadas dentro del término de la localidad albaceteña.

En un mensaje publicado en sus redes sociales, el joven regidor ha justificado la medida alegando que "no les ha quedado otra" ante el coste de supone la contratación este verano de casi treinta personas al servicio de los visitantes. "Sin el esfuerzo conjunto es imposible mantenerlo", ha comentado.

Cabe destacar que, aunque es el pueblo de Ruidera el que da nombre al parque natural, la mayor parte las lagunas, diez de ellas, se sitúan dentro del término municipal de Ossa de Montiel, por lo que la práctica totalidad de los bañistas se verán afectados por la medida.

Chillerón, que llegó a la Alcaldía mediante la agrupación de electores 'Somos el Cambio' y con los votos de tres concejales del PP, ha explicado que hacer posible la apertura al baño de las lagunas tiene un coste equivalente al de una decena de piscinas. "¿Os imagináis algún pueblo con diez piscinas abiertas? ¿Y que fueran gratis?" ha dicho el alcalde.

Por ese motivo, el primer edil ha explicado que este año optarán "por cobrar un euro" para hacer frente al coste que supone abrir las lagunas para el uso recreativo, porque, a su juicio, "tener servicios no es gratis".

El alcalde ha ido enumerando en su publicación todo el personal que tienen que contratar para garantizar la seguridad en las lagunas, como son "once socorristas, cuatro vigilantes de parking, dos personas de seguridad y ocho controladores de aforo". Todos ellos dependientes del Ayuntamiento de Ossa de Montiel, que "lleva años y años sin recibir subvenciones para socorristas u otro personal al servicio del parque".

"Muchos criticarán la medida", ha afirmado, pero considera que aquellos que lo hagan "demuestran el total desconocimiento de la situación" por la que pasa el Consistorio en estos momentos.

El joven alcalde, que fue secretario de Juventud de Comisiones Obreras en la provincia de Albacete, cree que los visitantes sabrán valorar el "esfuerzo que hay detrás para poder disfrutar del baño en esta situación excepción". También considera que los hosteleros comprenderán la medida, "pues lo que más quieren son las lagunas abiertas y llenas de turistas".

Mientras tanto, la alcaldesa de Ruidera, la socialista Josefa Moreno, ha descartado aplicar por el momento ninguna tasa a los bañistas que pasen por su localidad. El verano pasado, la Junta cerró durante varios días las lagunas del término municipal de Ossa de Montiel ante el gran número de turistas que pasaron por ellas sin cumplir las medidas de seguridad aprobadas a causa de la pandemia.