Recuperan en Barcelona un documento del siglo XII robado en la Catedral de Cuenca hace más de cuarenta años

El Privilegio rodado de Alfonso VIII, sustraído en marzo de 1980 del Archivo Capitular, se ofrecía a la venta por 25.000 euros y se custodiaba en un bufete de abogados.
El Privilegio rodado de Alfonso VIII de 1195 ha sido devuelto a la Catedral de Cuenca.
photo_camera El Privilegio rodado de Alfonso VIII de 1195 ha sido devuelto a la Catedral de Cuenca.

CUENCA.-La Policía Nacional ha recuperado y devuelto al Archivo Capitular de la Catedral de Cuenca un documento de más de 800 años de antigüedad que fue robado hace más de cuatro décadas. Culmina así con éxito la operación 'Alfonsusrex', iniciada en la Comisaría Provincial de Cuenca, en la que han participado la Brigada de Patrimonio Histórico de la UDEV Central, así como el Grupo de Patrimonio Histórico de la Jefatura Superior de Cataluña, y que ha estado centrada en la recuperación de uno de los documentos más antiguos de la diócesis de Cuenca: el Privilegio rodado de Alfonso VIII, que data del año 1195 y al que se le perdió la pista en 1989.

Un documento que estaba custodiado en un despacho de abogados de Barcelona y se ofrecía a la venta, fuera de los canales habituales, por un valor de 25.000 euros.

Una operación de la Policía Nacional que se ponía en marcha a raíz de la denuncia interpuesta por el deán de la Catedral en la comisaría conquense. En ella se indicaba que había tenido conocimiento de que el documento, de 828 años de antigüedad y sustraído del Archivo Capitular de la Catedral de Cuenca en 1980, estaba siendo ofrecido para la venta en Barcelona.

Así, al estar incluido en una lista de documentos robados de Interpol, lo cual dificultaba su venta de manera legal en casas de subasta o antigüedades, la venta se estaba haciendo al margen de los canales habituales.

Los investigadores comprobaron que la sustracción ya fue denunciada el 23 de marzo de 1980, iniciándose en aquellos años una investigación por parte del entonces Cuerpo Superior de Policía, y que se cerró con la recuperación de un gran número de libros de la Biblioteca del Seminario y de documentos expoliados del Archivo Capitular. La pista del Privilegio rodado se perdió en el año 1989, cuando se hallaron indicios de que se encontraba en Bogotá (Colombia).

Tras numerosas gestiones en el mundo de la compraventa de antigüedades y obras de arte, los investigadores lograron identificar a las personas que estaban ofreciendo el documento a la venta.

La implicación de la Fiscalía de una forma singular, ha sido fundamental en la investigación, así como la de la Catedral conquense, que se interesó por su recuperación, colaborando estrechamente con los investigadores, llegando a contactar con las personas que lo tenían en su poder.

Tras llegar a la convicción de que el documento se hallaba custodiado en un bufete de abogados de la ciudad condal, se solicitó la entrada y registro en dicho despacho profesional. Una vez que el Juzgado de Instrucción número 4 de Cuenca autorizó el registro en el bufete de abogados, los agentes establecieron un dispositivo conjunto para realizar una entrada y registro en el despacho y así recuperar el documento.

Además de la recuperación del Privilegio rodado, de gran valor histórico para la Catedral de Cuenca, se ha investigado a las personas que estaban tratando de venderlos como presuntos autores de un delito de receptación y conductas afines. Asimismo, se tomó declaración a un catedrático de la Universidad de Barcelona, especialista en Historia Medieval, a quien los investigados habían contratado para que emitiera un dictamen sobre su autenticidad.

Tras la recuperación del documento, en un excepcional estado de conservación pese a sus 828 años de antigüedad, ha sido devuelto a la Catedral de Cuenca, como legítimo propietario del mismo.