La obra del remonte del casco antiguo de Cuenca se adjudicará por vía de urgencia para no perder tiempo

El presidente regional asegura que será "el más espectacular de la región" y que la primera piedra se podría colocar antes de que finalice el año.
Page confía en que la primera piedra del remonte al casco antiguo de Cuenca podría colocarse antes de final de año. - JCCM
photo_camera Page confía en que la primera piedra del remonte al casco antiguo de Cuenca podría colocarse antes de final de año. - JCCM

CUENCA.- El proyecto de los remontes del casco antiguo de Cuenca se adjudicará "por vía de urgencia" y en apenas unos meses se pondrá la primera piedra.

Así lo ha anunciado este viernes el jefe del Ejecutivo castellanomanchego, Emiliano García-Page, quien ha asistido a la llegada de la procesión Camino del Calvario, popularmente conocida como la de Las Turbas, a la Plaza Mayor de la capital conquense, acompañado entre otros por el vicepresidente regional, José Luis Martínez Guijarro, el presidente de la Diputación Provincial, Álvaro Martínez Chana, y el alcalde de Cuenca, Darío Dolz.

Un contexto en el que García-Page ha avanzado que "en muy pocos días" podrá estar terminada la licitación del proyecto y que la adjudicación se tramitará por vía de urgencia "para que pueda ir más deprisa".

Y es que frente a quienes en un momento como el actual, con la crisis de Ucrania y el aumento de precios pudieran defender una paralización de las obras, desde el Gobierno regional se ha decidido hacer lo contrario y seguir adelante con los proyectos. "No vamos a parar ninguna, ni el hospital que va ya a más del 75 por ciento, ni las muchas obras que tenemos, y particularmente esta", ha precisado.

Algo que "no hacemos por una machada, sino porque creemos que no está nada claro que el año que viene o el siguiente los precios sean distintos". Por tanto, ha precisado, "no vamos a perder el tiempo, porque nos ha costado mucho".

Por ello, el presidente de Castilla-La Mancha se ha mostrado convencido de que la primera piedra del primero de los remontes de acceso al casco antiguo de Cuenca, que en su opinión va a ser "el más espectacular de la región", se podrá poner en unos meses. "Vamos a trabajar para que sea antes de final de año", ha apostillado García-Page.

Una actuación a la que, ha añadido, "luego seguirán otros dos al menos, uno con ascensor y otro remonte espectacular".

Por otra parte, y en relación a la Semana Santa, el presidente regional ha señalado que está siendo "pletórica" en toda la región. En el caso concreto de la procesión a la que hoy asistía en Cuenca, la de Las Turbas, es "una buena síntesis de la pasión que ponemos en Castilla-La Mancha a nuestras tradiciones". Una Semana Santa -ha dicho- que "transmite felicidad a pesar del dolor y del calvario", al terminar bien, "en la resurrección, que en el fondo es lo que todos buscamos, esperanza", ha argumentado.

Así, ha asegurado, "en post pandemia hay que tener esperanza y autoestima", algo de lo que a él le "cargan" Las Turbas, por lo que -dice- se pasaría el día escuchándolas.