Secreto de sumario en el caso de las dos niñas asesinadas en Quintanar del Rey, localidad conmocionada por el suceso

Alrededor de un centenar de personas se suman al minuto de silencio convocado en la plaza del Ayuntamiento para mostrar su apoyo a la familia.
Autoridades y vecinos de Quintanar del Rey han guardado un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas.
photo_camera Autoridades y vecinos de Quintanar del Rey han guardado un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas.

CUENCA.- La titular del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Motilla del Palancar (Cuenca) ha decretado secreto del sumario en el caso de las dos niñas, de 9 y 11 años, que este jueves han sido asesinadas por su madre de 42 años, agente de la Guardia Civil, que después se ha suicidado.

La titular del juzgado ha decretado el secreto del sumario tras abrir diligencias previas a raíz de los hechos ocurridos en el cuartel de la Guardia Civil de Quintanar del Rey, han informado fuentes judiciales.

El suceso ha ocurrido a las 7.19 horas de este jueves en la casa cuartel de la Guardia Civil de Quintanar del Rey cuando la mujer ha disparado a sus hijas con un arma de fuego antes de quitarse la vida, según ha informado el servicio de urgencias 112.

Además, fuentes próximas a la investigación han señalado que ha sido un compañero de servicio de la fallecida quien, alertado por que la agente no llegaba al puesto de trabajo, se ha desplazado a la vivienda para ver qué sucedía.

Ha sido entonces cuando ha hallado a la mujer fallecida por disparo de arma de fuego y, junto a ella, los cuerpos sin vida de sus dos hijas, también con disparos de arma de fuego.

Estas mismas fuentes han precisado que todos los indicios apuntan a que la mujer, natural de Algeciras (Cádiz) y que no tenía antecedentes por baja psicológica, ha acabado con la vida de sus dos hijas y después se ha suicidado.

El suceso ha causado conmoción en el municipio y el hermano del padre de las niñas, Francisco, ha comentado en declaraciones a los medios de comunicación a las puertas de la casa cuartel de la Guardia Civil, donde han sucedido los hechos y donde vivían la mujer y las hijas tras la separación de la pareja, que lo ocurrido es "muy fuerte".

El tío paterno de las niñas ha desvelado, asimismo, que tanto el padre como los abuelos paternos intentaron contactar este miércoles con las dos chicas, pero no fue posible.

También ha subrayado que las niñas pasaban mucho tiempo con los abuelos paternos y con el padre, ya que se veían "la mayoría de los días", pues él las llevaba al colegio y cuando acababa de trabajar, también las veía.

En esta misma línea se ha manifestado Lucía, prima del padre de la niñas, que también a las puertas del cuartel de la Guardia Civil ha subrayado que el progenitor y la madre de las niñas, a pesar de que llevaban unos dos años separados, "intentaban llevarse lo mejor posible" por el bien de sus hijas.

"Si se separaron, supongo que fue porque la relación no sería idílica, pero por sus hijas se llevaban bien", ha expresado visiblemente emocionada Lucía, que ha confirmado que la madre tenía la custodia de las niñas, si bien tanto el padre como los abuelos paternos pasaban mucho tiempo con las hijas, dado que la mujer trabajaba.

Asimismo, ha explicado que la mujer y las dos niñas habían estado durante el fin de semana en Algeciras, con la familia de ella, y que las niñas habían contado que se lo habían pasado muy bien.

Fuentes cercanas a la investigación han indicado que la mujer entró en las Fuerzas Armadas en 2003 y accedió a la Guardia Civil en 2008. En 2009 fue destinada a la provincia de Cuenca, y en la actualidad prestaba servicio en Quintanar del Rey, en Seguridad Ciudadana.

El Ayuntamiento de Quintanar del Rey (Cuenca), un municipio de unos 7.000 habitantes, ha decretado tres días de luto oficial y las banderas ondean a media asta

Muestras de duelo que se han acordado durante un pleno extraordinario celebrado esta misma mañana, tras el cual se ha convocado un minuto de silencio en la plaza del Ayuntamiento para mostrar el apoyo de la localidad a los familiares y amigos de las víctimas.

Una concentración a la que se ha sumado alrededor de un centenar de vecinos, consternados aún por lo sucedido.

Conmoción que también ha manifestado el Ayuntamiento de Quintanar del Rey en un comunicado. Hechos ante los que "no hay palabras suficientes para expresar la profunda tristeza que sentimos", han señalado. Momentos en los que "no hay consuelo posible" y en los que envía su más sentido pésame a la familia.

Por su parte en representación del Gobierno regional asistía a la concentración la delegada de la Junta en la provincia, María Ángeles Martínez, quien ha trasladado su apoyo a la familia y allegados, y ha puesto a disposición de ellos así como de los compañeros de las menores asesinadas la ayuda de la Junta.

Asimismo Martínez ha agradecido la labor de todos los profesionales que están atendiéndoles en estos momentos tan complicados, entre ellos un psicólogo que acudía esta mañana al centro en el que estudiaban las dos niñas para atender a sus compañeros, conmocionados por lo sucedido.