Un centenar de respiradores bloqueados en Turquía llegan finalmente a Castilla-La Mancha

  • El presidente regional, Emiliano García-Page, y el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, acudían este miércoles por la tarde a Barajas para finalizar los trámites.
  • Los otros cincuenta respiradores adquiridos por Castilla-La Mancha llegarán en las próximas semanas.

TOLEDO.- Los respiradores procedentes de Turquía ya están en Toledo y están siendo preparados para enviarlos a los hospitales con mayor necesidad de ellos.

Así lo ha confirmado el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, quien este miércoles por la tarde acudía junto al presidente regional, Emiliano García-Page, a la zona de carga del aeropuerto de Barajas para cerrar en persona la 'odisea' que ha supuesto traer este material hasta Castilla-La Mancha.

Un centenar de los respiradores partían este miércoles por la tarde desde el aeropuerto de Ankara, después de más de una semana de incertidumbre, noticias contradictorias, de retenciones y requisiciones, pero también de negociaciones.

De momento son un centenar de respiradores los que se encuentran ya en Castilla-La Mancha y en las próximas semanas se espera que lleguen los otros cincuenta.

Cabe recordar que este material adquirido por el Gobierno regional para dar respuesta al avance del coronavirus se encontraba retenido por las autoridades turcas en previsión de que en su país fuesen necesarios para atender a la población.

Una decisión unilateral que desde el Ejecutivo castellanomanchego se llegaba a apuntar que rozaba "lo delictivo", explicando entonces que el avión había hecho escala en Ankara, procedente de China, lugar donde Castilla-La Mancha habría adquirido el moderno material.

Un origen que si bien ha ido cambiando con el paso del tiempo, tal y como dejaban ver las declaraciones realizadas por la propia ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, este lunes, cuando aclaraba que lo sucedido en Turquía era "algo que está ocurriendo en más de 75 países del mundo". Se trata de "restricciones" impuestas por los gobiernos "a la exportación de productos sanitarios que ellos fabrican" -en el caso de Castilla-La Mancha desde el Gobierno regional se informaba en nota de prensa que se habían adquirido los respiradores en China- "y que en un momento entienden que van a ser necesarios para ellos", por lo que "prefieren no exportarlos a pesar de que el país que los ha comprado incluso ya los haya pagado".

Aunque lo de menos en estos momentos es de dónde procedan los aparatos, esta variación del lugar de origen sumaba este viernes un nuevo punto en el mapa, al subrayar el consejero de Sanidad que ha sido gracias a las negociaciones de los ministros de Sanidad y Exteriores, así como del presidente García-Page, se ha podido desbloquear la situación con Turquía "para que los 150 respiradores adquiridos a través de una empresa valenciana llegaran a Castilla-La Mancha".

Detalles al margen, un centenar de los respiradores ya se encuentran en la región y en las próximas horas podrán comenzar a distribuirse entre los centros hospitalarios castellanomanchegos en función de las necesidades que presente cada uno de ellos.

En los últimos días el número de pacientes que precisaban soporte ventilatorio invasivo se ha estabilizado, en torno a los 360, permitiendo así al sistema dar respuesta con los medios ya existentes -a los que se habían sumado 49 aparatos adquiridos en Alemania mientras se trataba de solucionar el problema en Turquía-. La llegada de estos nuevos equipos permitirá al sistema tener un mayor margen de actuación en caso de que sean necesarios, pero también desde el Ejecutivo castellanomanchego se ha dejado la puerta abierta a compartir este material con otras regiones en las que pudiera necesitarse.

Comentarios