Un concejal de Podemos en Illescas denuncia a su compañero por prevaricación administrativa

La polémica ha surgido tras el cambio de la cerradura del despacho que comparten. Ambos concejales pertenecen a ‘Illescas Sí Puede’, candidatura impulsada en su momento por el círculo de la formación morada de este pueblo toledano.

Diego Gallardo, el edil de ‘Illescas Sí Puede’, candidatura impulsada por las bases de Podemos en esta localidad toledana, ha manifestado a periodicoclm.publico.es su sorpresa tras encontrarse cambiada la cerradura de las dependencias municipales facilitadas a su Grupo y asegura que el autor de los hechos es su compañero de partido, el también concejal Julián Saudí, a quien ha denunciado ante la Guardia Civil por "usurpación de un local público", así como de "un supuesto delito de prevaricación administrativa".

En este sentido, Gallardo ha declarado a este medio que está siendo víctima de "una campaña de acoso y derribo por parte del Gobierno local, del PSOE, y de Julián Saudí, edil que ejerce como socio de los socialistas.

Diego Gallardo asegura que el pasado día veinte de mayo no pudo acceder a las dependencias que su grupo municipal disfruta en el edificio del antiguo Ayuntamiento de Illescas, por lo que contactó con su compañero de candidatura, Julián Saudí, quien le confirmó ser el autor del cambio de cerradura. Según la versión de Gallardo, Saudí justificó su acción afirmando que "el local pertenece a su uso y disfrute por el cargo que él mismo ostenta, auto adjudicándose la titularidad del mismo".

El concejal de ‘Illescas Sí Puede’, ante la contestación de su compañero, vía correo electrónico, tuvo claro que debía iniciar acciones legales, por lo que decidió acudir a las dependencias de la Guardia Civil para interponer una denuncia contra Saudí.

Tensión tras la respuesta al email

En la contestación al correo donde Gallardo solicitaba las llaves a su compañero, Saudí le contesta literalmente que "las llaves solo las tiene el portavoz del grupo, que soy yo, y no pueden estar en manos de cualquiera, para cumplir su ego o sus caprichos con sus amiguetes".  

Sobre este asunto, el denunciante asegura tener derecho de uso de las dependencias municipales, tal y como marca el reglamento, para desarrollar su trabajo como concejal del Consistorio. En el mismo edificio, tienen también su despacho el resto de fuerzas políticas.

Diego Gallardo ha denunciado también que desde el pasado mes de enero, está sufriendo una campaña de acoso y derribo por parte del equipo de gobierno municipal socialista, del que forma parte su propio compañero Julián Saudí, "quien no sigue las políticas de la agrupación" con que se presentaron a las elecciones municipales, según palabras de Gallardo. También se queja de que le impide su participación en las sesiones plenarias. "No me dan el uso de la palabra ni me contestan a las solicitudes de información que presento por escrito", ha sentenciado.

Asimismo, asegura que ha sido destituido de las áreas que dirigía ante su intención de desmarcarse de la política que este equipo de Gobierno estaba llevando a cabo, tal y como denunció el pasado mes de enero, cuando consideraba que los procedimientos que los socialistas estaban llevando a cabo eran "opacos y poco democráticos" y acusaba al alcalde del PSOE, José Manuel Tofiño, de liberar totalmente al concejal de urbanismo con un sueldo de 37.000 euros brutos anuales y aumentar el sueldo de la primera teniente de alcalde hasta equipararlo con el del edil, cambios que "no se encontraban recogidos en el acuerdo suscrito entre PSOE e 'Illescas Sí Puede' en el pasado mes de julio".

Dos agentes de la Guardia Civil comprueban el cambio de cerradura 

Saudí dice que no le puede enviar las llaves por internet

Por su parte, el otro edil de ‘Illescas Sí Puede’ y quinto teniente de alcalde de este pueblo de Toledo, Julián Saudí, afirma que en ningún momento le ha negado a su compañero el uso del despacho, que solo ha recibido un correo electrónico y que las llaves no se las puede facilitar "por internet". "Le he pedido que acuda a mi despacho de manera presencial", afirma Saudí.

De la misma manera, reconoce Saudí que solicitó al Ayuntamiento el cambio de cerradura hace ya cuatro meses "por seguridad", ya que no tenía claro "quien tenía las llaves y quien no", y que no le facilitó una copia a su compañero de Grupo Municipal porque no se la pidió en ningún momento.

“Si se tiene que ir a juicio se va”

Saudí asegura que desde el pasado mes de enero, Gallardo "no ha usado el despacho y no ha trabajado para el grupo". Asimismo, aclara que Gallardo se desmarcó del pacto de Gobierno de manera unilateral, sin que lo hablasen los dos previamente, por ello fue despojado de las funciones que se le asignaron. También hace referencia a la acusación de negar la palabra en los plenos a su propio compañero, asegurando que "solo habla el portavoz del grupo, que soy yo, a él se le da voz en el turno de ruegos y preguntas. Va por su cuenta, hasta vota de manera diferente a mí".

El quinto teniente de alcalde afirma con rotundidad que todo lo que ha hecho "es legal" y que "si se tiene que ir a un juicio se va". Asegura que está harto de las actuaciones de Diego Gallardo, que "solo busca ganar dinero y salir en las fotos, en mi opinión debería dejar su acta de concejal por no respetar el acuerdo de Gobierno aprobado en su día", una alianza que permite gobernar al PSOE en el Consistorio de Illescas, ya que no obtuvo mayoría absoluta.

Desde el PSOE respaldan el cambio de cerradura

Por último, desde el equipo de Gobierno del PSOE, la primera teniente de alcalde, Elvira Manzaneque, ha declarado a periodicoclm.publico.es que "esto viene de lejos" y que "todo es mentira". "El portavoz de ‘Illescas Sí Puede’ nos solicitó el cambio de cerradura y así lo hicimos, los problemas que puedan tener entre los miembros del grupo los tienen que resolver entre ellos. Nosotros tenemos la obligación de facilitar un lugar para el trabajo de los grupos municipales y de admitir las peticiones de los portavoces.

La formación morada repudió a sus dos ediles

Ocurrió a finales de diciembre de 2015. En aquel entonces, el círculo de Podemos en Illescas, que amparó la candidatura ‘Illescas Sí Puede’, decidió emitir un comunicado en el que consideraban que sus dos concejales electos no habían cumplido los compromisos que firmaron ante notario con el PSOE y les acusaban de realizar "atrocidades políticas"

El conflicto surgió como consecuencia de una votación sobre los complementos retributivos para los concejales del municipio. En su nota de prensa, la formación morada afirmaba que ambos ediles iban a apoyar una propuesta del PSOE para que los concejales que presidieran una Comisión Municipal recibieran 500 euros, más otros 800 euros por asistencia a dos juntas de Gobierno al mes, algo que como denunciaron, suponía un gasto de 1.300 euros al mes en concepto de indemnización "por menos de una hora de trabajo".

Además, el círculo también calificó a los concejales de “casta pura y dura”, puesto que “ni participan en ninguna asamblea ni les informaban de lo que hacen y proponen”.

Comentarios