Yepes se vuelca en la calle para "salvar" su colegiata, una joya del siglo XVI amenazada por un posible derrumbe

Más de 2.000 personas han participado en la marcha organizada por la plataforma 'Salvemos la Colegiata de Yepes' para pedir a las administraciones agilidad para financiar la rehabilitación de las cubiertas, dañadas en 2021 por la borrasca Filomena.
Más de 2.000 personas han participado en la marcha que ha finalizado frente a la colegiata. - SALVEMOS LA COLEGIATA
photo_camera Más de 2.000 personas han participado en la marcha que ha finalizado frente a la colegiata. - SALVEMOS LA COLEGIATA

TOLEDO.- La localidad toledana de Yepes ha salido este domingo a la calle para reclamar ayuda, tanto a entidades públicas como privadas , para "salvar" la colegiata de san Benito Abad, tras los importantes daños sufridos en la cubierta a causa de la borrasca 'Filomena' en enero de 2021.

Un proyecto de rehabilitación cuyo presupuesto supera el millón de euros, y cuyos trabajos, debida la complejidad de los mismos, se estima que se extenderán hasta octubre de 2029. En total casi seis años de intervención para rehabilitar su "joya" del siglo XVI.

Un costoso proyecto en torno al cual surgía la plataforma 'Salvemos la Colegiata de Yepes', desde la cual se han puesto en marcha diversas iniciativas con el objetivo de recaudar el dinero necesario para poder realizar los trabajos de restauración de las cubiertas. Iniciativas que van desde el micromecenazgo, a través del cual ya se han conseguido más de 211.000 euros procedentes de donaciones de particulares, empresas y asociaciones -que se suman a los 285.000 euros aportados por el arzobispado de Toledo-, a la marcha celebrada este domingo, en la que han participado más de 2.000 personas.

Una importante participación para una localidad que no llega a los 5.400 vecinos censados, con la que se ha querido llamar la atención de las instituciones públicas sobre el problema y reclamar agilidad a la hora de aportar financiación para la rehabilitación del templo, que tras el temporal de nieve de hace tres años sufrió importantes daños estructurales, con amenaza de derrumbe incluida.

Los trabajos dieron comienzo hace un año, pero consideran necesario dar un impulso a los mismos, "para proteger el legado de nuestros abuelos y lo puedan disfrutar nuestros hijos", ha explicado el portavoz de la plataforma, Pablo Pascual-Muerte.

En este sentido, recuerdan la importancia de su iglesia parroquial, uno de los mejores ejemplos de arquitectura religiosa conservada en la provincia de Toledo, encargo del cardenal Juan Tavera, y cuyas trazas fueron encargadas al arquitecto Alonso de Covarrubias. Colegiata que está declarada Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de monumento desde 1992, por lo que consideran que "los poderes públicos no pueden mirar para otro lado, porque están obligados a protegerlo". Reclaman así ayuda "urgente" que garantice la continuidad de los trabajos de rehabilitación del templo.

"Somos un pueblo pegado a una colegiata", ha explicado el portavoz de la plataforma, para quien el pueblo "no sería lo mismo sin ella", al ser "la joya de nuestra corona".

Sin embargo el estado en el que se encuentra es preocupante, puesto que según las últimas inspecciones técnicas es pésimo el estado de las cubiertas. Tejas partidas, filtraciones de agua y elementos desplazados son algunos de los males que amenazan la estructura.

"Es necesario avanzar en su rehabilitación, porque si no la amenaza puede hacerse realidad", ha explicado el portavoz de la plataforma. "Pedimos la solidaridad de todos para salvar esta joya de nuestro patrimonio; no podemos hacerlo solos y por eso hemos lanzado esta iniciativa, para hacer partícipe a todo el mundo".

Una obra de grandes dimensiones, puesto que la superficie de la cubierta de la colegiata es de casi 1.700 metros cuadrados, en la que se hace necesario actuar por fases.

La marcha celebrada este domingo es un paso más en ese camino hacia conseguir la ayuda necesaria para garantizar los trabajos de rehabilitación. Luciendo una pañoleta blanca y haciendo sonar una campanilla, cientos de personas han recorrido la distancia existente entre la ermita de san Luis y la plaza Mayor, donde esperaban también numerosos vecinos de Yepes y de localidades del entorno.

Asistencia que los organizadores han agradecido y confían en que tenga también "respuesta" por parte de las administraciones públicas.

También lo hacía el párroco de la localidad, Emiliano Palomo, quien calificaba este día como "histórico" para Yepes, donde se han unido vecinos de todas las edades para salvar su colegiata. "Estoy seguro de que esta marcha supondrá para muchas personas tomar conciencia de la importancia de este templo y de la necesidad económica que tiene", ha señalado.

La monumental colegiata, que cuenta con tres naves abovedadas, tres capillas absidiales y una docena de capillas laterales, se encuentra coronada por una torre de más de 60 metros de altura, punto de referencia en la Mesa de Ocaña.

En su interior se conserva la "obra maestra" de Luis Tristán, alumno de El Greco, que en 1616 ejecutó el retablo mayor del templo, que incluye seis lienzos de gran tamaño sobre la vida de Cristo y otros de menor tamaño con imágenes de santos.

EL PP PIDE AYUDA "URGENTE" A LA JUNTA

Una petición a la que se ha sumado el Partido Popular de Toledo, desde el que a través de un comunicado han reclamado al Ejecutivo regional que ayude a "salvar" la colegiata de Yepes. También lo hacían sumándose a la marcha algunos de sus representantes, como el secretario general del PP en la provincia, Pedro Casas, quien ha pedido que esa ayuda se produzca "de manera urgente", al tiempo que precisaba que desde la Diputación ya se ha prestado colaboración, así como desde el consistorio yepero.

Casas también ha trasladado su apoyo al alcalde de Yepes, Tomás Arribas, así como a todos los que están trabajando "de manera incansable" para lograr "todo el apoyo necesario" en estos momentos.

Comentarios