Disuelto un importante grupo criminal que operaba en "supermercados de la droga" repartidos en tres provincias de España

Algunos puntos de venta habían sido transformados en búnkeres, con dobles puertas y vallado en las ventanas para evitar acciones policiales.

TOLEDO.- La Guardia Civil ha disuelto un importante grupo criminal que dirigía "auténticos supermercados de la droga" en viviendas de tres provincias de España, algunas con horario de apertura y cierre e incluso con cartel de "cerrado por vacaciones".

Según ha informado la Comandancia de Toledo en una nota de prensa, la operación 'Maga-Ceres' se ha saldado con la detención de diecisiete personas y el desmantelamiento de seis puntos de venta tras efectuar diez registros en domicilios de Toledo, Zamora y Salamanca.

La Unidad Orgánica de la Policía Judicial del instituto armado comenzó la investigación el pasado mes de agosto, cuando tuvo conocimiento de un flujo constante de personas en varias viviendas de la población de Magán donde podían estar traficando con sustancias ilícitas como cocaína, hachís o marihuana.

Con el paso de las semanas los agentes comprobaron que no se trataba de personas aisladas e independientes, sino que formaban un entramado criminal que se extendía a lo largo de las comunidades autónomas de Castilla-La Mancha y Castilla y León. Un grupo jerarquizado, coordinado y unido por lazos familiares.

La localidad toledana de Magán se estableció como el centro de operaciones, donde se encontraron "auténticos supermercados de la droga", es decir, domicilios reservados exclusivamente para el tráfico de sustancias estupefacientes.

Algunos de ellos se habían transformado en búnkeres, con amplias medidas de seguridad como dobles puertas de entrada o vallado en las ventanas para evitar la acción policial o posibles robos de otras bandas.

Los diferentes puntos de menudeos se anunciaban con carteles de apertura y cierre de venta, incluso cuando se marchaban de los mismos colgaban el cartel de "cerrado por vacaciones".

Una vez obtenidas las pruebas suficientes, la Benemérita llevó a cabo diez registros domiciliarios en los municipios de Gerindote, Magán y Toledo capital, además de acciones similares en Salamanca y Zamora.

En total se detuvieron a diecisiete personas, con edades comprendidas entre los 18 y los 50 años y de nacionalidad española. También se consiguió intervenir 10.000 euros en efectivo, 203 gramos de cocaína, 700 gramos de hachís y 30 gramos de marihuana.

Asimismo, los guardiaciviles encontraron material para cortar y pesar las sustancias, además de armas blancas como machetes, navajas, puñales o armas simuladas.

En dicho dispositivo intervinieron más de 200 agentes de distintas unidades y especialidades de la Guardia Civil de las Comandancias de la Guardia Civil de Toledo, Salamanca y Zamora. Los detenidos, junto los efectos intervenidos, fueron puestos a disposición de la autoridad judicial.

Comentarios