Los técnicos municipales han revisado el Plan y emitido un informe que han dado a conocer el portavoz municipal, Nicolás Clavero y el concejal de Urbanismo, Alberto Lillo, en el que consideran que conforme a la documentación técnica presentada en el plan y en sus anexos se estima que se elimina la situaciones de grave riesgo para las personas en caso de incendio en el edificio durante las obras, por lo que las empresas podrán mantener su actividad allí.

En todo caso se deberá cumplir los condicionados que se establecen en el propio plan y que marcan que el óculo o lucernario de la cúpula deberá permanecer abierto, que se impedirá el acceso a tres plantas (2ª, 3ª y 4ª) que corresponden a plantas del Hotel, salvo para acometer las obras de reforma, y que se deberá lleva a cabo todo lo indicado en el plan de autoprotección, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

El concejal de Urbanismo, Alberto Lillo, considera que la empresa se está tomando en serio las actuaciones necesarias para que se pueda garantizar la seguridad en el edificio. Unas obras que podrían estar terminadas en menos de dos meses.

Tras esto, la empresa propietaria del hotel deberá solicitar de forma definitiva una licencia de apertura, tras llevar 9 años sin ella.

Publicidad

El hotel no solo fue conocido por sus problemas de seguridad y por carecer de licencia. También destacó por realizarse en él de forma ilícita ecografías para reducir las listas de espera de los hospitales durante el Gobierno de Cospedal.