El que fuera presidente del PP en Valdepeñas y concejal del grupo municipal popular en el municipio ciudadrealeño, Antonio De la Torre, ha presentado su dimisión de todos los cargos orgánicos que ocupaba en la formación conservadora. Igualmente, De la Torre ha renunciado a su acta de concejal.

De la Torre anunció la decisión este lunes a la dirección provincial del partido, solo unos días después de que el presidente del PP en Ciudad Real, Carlos Cotillas, anunciara la apertura de un expediente informativo De la Torre y amenazara con suspenderlo de militancia.

El PP de Ciudad Real tomó esa decisión en medio de una profunda crisis en el partido que afecta al propio Carlos Cotillas, salpicado por el descuadre en las cuentas del Patronato Municipal de Deportes que se produjo cuando era alcalde de Tomelloso; y a Rosa Romero, afectada por las irregularidades en las cuentas del Ayuntamiento de Ciudad Real durante su mandato.

El antiguo presidente del PP en Valdepeñas fue acusado por la Justicia de un delito de falsedad documental, al tenerse la sospecha de que el dirigente habría falsificado un documento de la ejecutiva local para poder querellarse contra el entonces alcalde del municipio, el socialista Jesús Martín.

Publicidad

Asimismo, De la Torre ha sido acusado por el Juzgado de Instrucción número 2 de Valdepeñas por un presunto delito de falsedad contable que estaría relacionado con la financiación irregular en la entidad local del partido. De la Torre ha sido llamado a juicio oral por ese mismo juzgado, que pide una fianza de 18.300 euros y una pena en prisión de un año y tres meses.

De la Torre ha asegurado que ha tomado esta decisión "pensando en el bien del partido" y para que sus compañeros del grupo municipal popular puedan seguir realizando su trabajo en el Ayuntamiento "sin ser el foco de atención del Gobierno socialista de Valdepeñas".

Asimismo, ha asegurado que podrá demostrar su inocencia lo antes posible, indicando que ha abandonado el partido de la misma forma que entró, “con la cabeza bien alta y la conciencia tranquila”.