CIUDAD REAL.- El Colectivo Estudiantil de Ciudad Real considera ”inadmisible” la decisión del Rectorado de la Universidad de Castilla-La 
Mancha (UCLM) de ceder el paraninfo del campus ciudadrealeño al partido ultraderechista Vox ”para su ridículo acto Vistalegre Ciudad Real”, prevista para el 24 de febrero.

Un acto con el que la formación se presenta oficialmente en la provincia de Ciudad Real y al que está previsto que asista el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith.

En un comunicado, el colectivo estudiantil critican que desde la Universidad regional se esté dando un espacio, y por tanto voz, a un partido que ”bajo la palabrería típica de la ultraderecha esconde sus verdaderos intereses, los de beneficiar a la minoría social española de ricos, y sus valores homófobos y contrarios a los derechos de las mujeres y de los trabajadores”.

Un partido, continúa su duro escrito, que en materia educativa ”pretende potenciar la educación privada y concertada mediante el cheque escolar” y convertir los centros públicos en ”guetos”, al tiempo que ”inventa” la historia de España ”para reconquistar Andalucía”. Por todo ello el colectivo estudiantil considera que ”la Universidad no es lugar para semejante partido”.

Publicidad

Y es que, subrayan, ”los valores de Vox son totalmente opuestos a los valores de igualdad y de respeto” que desde la UCLM se promueven y que ”desde el Rectorado se deberían defender”.

Por ello se preguntan ”para qué sirven” entonces tantas jornadas, charlas y conferencias sobre temas como los derechos de la mujer, el papel de la mujer en la ciencia o la pobreza, organizados por la Universidad cuando ”se pretende actuar de altavoz de un partido que se opone al aborto libre, que defiende los valores tradicionales de mujer sumisa, y cuyas propuestas se basan en precarizar los servicios 
públicos, arrastrando así más a la pobreza a la clase obrera y al pueblo español”.

Sin embargo aseguran que ”conociendo la trayectoria” del rector, Miguel Ángel Collado, no extraña ”este tipo de sucesos” . Se trata así de un nuevo ejemplo de ”la completa arbitrariedad con la que cede los espacios de la UCLM y con la que gobierna la Universidad”, ya que ”en más de una ocasión se han puesto trabas” a este colectivo estudiantil para realizar eventos en el campus.

En este sentido también recuerdan la ”represión de un piquete informativo la mañana del 14-N de 2012, día de huelga general”, cuando agentes de Policía y la propia seguridad del campus les obligó a salir de la Facultad de Derecho donde se encontraban. Un desalojo en el que se vivieron momentos de tensión y varios estudiantes denunciaron agresiones. Un episodio sobre el cual ”Collado no se posicionó ni dio explicaciones de si había permitido la entrada de la Policía en el recinto del campus”, apuntan desde esta organización.

El Colectivo Estudiantil de Ciudad Real considera que la Universidad debe ser una institución democrática, ”que aspire no solo a formar trabajadores, si o a transformar y mejorar nuestra sociedad”. Por ello exige al Rectorado que no sea ”cómplice de la ultraderecha” y decline la cesión de los espacios de la comunidad universitaria. ”No hay cabida para la ultraderecha retrógrada en nuestra universidad”, han sentenciado.